Revolución Twitter

Publicado en por Pepola

http://i.crackedcdn.com/phpimages/article/0/4/3/60043.jpg?v=1Durante la ola de revoluciones en el Oriente Medio no hubo día en que en las noticias no se ensalzara la importancia de Twitter o Facebook y su influencia sobre los manifestantes. Inlcuso un ex-asesor de seguridad nacional de EEUU sugirió que Twitter fuese nominado para el Premio Nobel de la Paz... las redes sociales son la salvación del mundo.

En 2009 se dió la llamada "Revolución Twitter" en Irán, y se habló de que el número de usuarios de Twitter era de alrededor de 20.000 usuarios... aunque en realidad y muchos de los manifestantes ni siquiera tienen acceso a Internet.

 

De hecho, hay menos de 10.000 usuarios de Twitter en Irán (Sysomos via BusinessWeek) y menos de 100 de ellos parecen activos. Dados estos pequeños números, es increíble que sus tweets hayan generado tal efecto multiplicador via re-tweets. (el número de usuarios de Twitter en Irán puede estar artificialmente alto por una campaña errada que pidió a la gente cambiar su ubicación en Twitter a Teherán para hacer que el gobierno de Irán tenga dificultades para localizar disidentes).

Llamar a las protestas en Irán una “Revolución Twitter” no sólo distrae la atención si no que reduce un movimiento legítimo convirtiéndolo en un cliché. 

La misma tendencia se observa en las revueltas Sirias.

A pesar de todas las noticias sobre las protestas dicen que se organizaron a través de redes sociales, la mayoría de las manifestaciones se organizaron a través de mensajes de texto o por el boca a boca.

Para organizar una protesta efectiva, es necesario una estructura y personas que están verdaderamente comprometidos con la causa -y dispuestos a ser arrestados o asesinados-.

Para protestar contra un gobierno opresor utilizar estos medios no es el mejor enfoque para una rebelión. No sólo porque las autoridades sabrán donde se organizará la protesta y cuántas personas van a estar allí, también tendrían acceso a cualquier información personal que los organizadores hayan puesto en línea.

 

En Túnez, los agentes del gobierno hicieron phishing a través de e-mail y cuentas de Facebook de manifestantes prominentes, luego cerraron sus perfiles, recogió información de contacto de sus asociados y utilizaron esa información para realizar arrestos.

Las autoridades iraníes fueron un paso más allá. No sólo usan Twitter para difundir falsos rumores (que los occidentales retweeted cientos de veces), también utilizaron información obtenida de las cuentas de redes sociales para perseguir y hostigar a los manifestantes en otros países.

Incluso si las autoridades no fuesen tan lejos, si sabrán cuándo y dónde se llevarán a cabo protestas y esto les permitirá preparar la seguridad suficiente para mantener a las manifestaciones bajo control.


Cualquier organización hecha en las redes sociales está abierto a los ojos del público, pero la privacidad es importante cuando se quiere montar una protesta efectiva.

Otro problema grave es que, como en Twitter no se pueden distinguir entre noticias reales y noticias inventadas... problema agravado por el hecho de que era imposible saber quién era realmente en Irán y que estaba sentado en el sótano de sus padres encualquier otro sitio . Por alguna razón, nadie se detuvo y le preguntó por qué todos los manifestantes iraníes Twitter escribían en inglés y no persa, la lengua que más personas hablan en Irán.


Clickactivismo

http://www.arthritisinformation.net/images/pe01894_.gifEsto me hace pensar en que si realmente los medios se centran en twitter o facebook es porque están de moda, como un gancho para que sea convincente. Pensando en estos alzamientos como una "Revolución Twitter" nos da un relato sencillo, moderno y de libre pensamiento en el que se utiliza la tecnología de la juventud para derrocar a la vieja guardia.

Esto hace que la historia interese.

La red está llena de mensajes en los que se dice que es la primera revuelta 2.0… pero curiosamente las ciber-revueltas se están dando en países donde el uso de Internet es minoritario (por ejemplo en Egipto el 80% de la población es analfabeta).

Hasta hace poco aquel que no quería implicarse demasiado con una causa, pero simpatizaba con ella, solía apuntarse, dar un donativo… hoy ni siquiera se hace ese ingreso monetario, y si se llega a hacer descubrimos que si mandas un SMS cuyo importe irá para las ONG que están en Haití ayudando a la reconstrucción, por ejemplo, los bancos se llevarán una comisión.

Es bonito pensar que los sitios web que usamos todos los días están ayudando a mejorar el mundo. Nos encanta la idea de una revolución impulsada por las redes sociales.

Todo lo que necesitas es un clic, y de repente ¡eres un activista! Claro, que en realidad no logras nada, pero sí que el mundo sepa cuánto te importa.

Etiquetado en Actualidad

Comentar este post