Premios Nobel de la Paz, ¿que Paz?

Publicado en por Emma Rodriguez

 

 

 

Los premios son gestionados por la Fundación Nobel. Y dicha fundación se sostiene económicamente gracias a las inversiones. 

 

El propio Alfred Nobel sentó las bases de lo que hoy es uno de los más importantes consorcios fabricantes de armas, la fábrica Bofors, famosa en todo el mundo por sus piezas de artillería, municiones y explosivos, presentes a ambos lados de la línea de fuego en todos los conflictos bélicos de la historia contemporánea y que en 1987 fue investigado por su presunta participación en el asesinato del primer ministro sueco Olf Palme.

 

Los miembros de la Fundación no saben, no responden, cada vez que se les ha inquirido acerca de las inversiones en la industria bélica. A lo sumo llegan a decir que en última instancia es el Banco de la Nación de Suecia el que cuida los bienes financieros y que, como todo banco, puede acomodar sus dinero, sin que importe cómo.

 

Sin embargo, no existen dudas acerca de que quienes administran los fondos de la Fundación Nobel han perpetuado esa tradición iniciada por el propio Alfred Nobel. Stig Ramel, el director de la Fundación Nobel desde 1972 hasta 1992, alternaba su tarea de administrar la economía de los premios Nobel con la labor de asesor internacional del consorcio norteamericano Rockwell, que fabrica los superbombarderos B1 y el sistema de encendido de los misiles nucleares.

 

Viendo todo esto no es de extrañar entonces nominaciones al Nobel de la Paz como estas:

  • Un español que estuvo nominado dos veces fue Alfonso XIII en los años 1917 y 1933, de los peores reyes de la Historia de España y justo este tiene este dudoso honor.
  • En 1939 Adolf Hitler es nominado por el parlamento sueco que ve en él a un hombre de Paz que quiere evitar la guerra a toda costa.
  • Stalin fue nominado en dos ocasiones, 1945 justo al final de la Guerra y 1948 por su mantenimiento de la paz.
Las dudas sobre los diferentes premios Nobel son muchas y hombres que han sido "purificados" al recibir el galardón tienen tras de sí una historia siniestra.

Tal es el caso de:

 -Theodore Roosevelt, que ganó el premio en 1906, que instiga una revuelta en Panamá para conseguir la independencia de esta región que pertenecía a Colombia con el objetivo de construir un canal que quedara bajo control de los Estados Unidos. 
Durante el período de su presidencia, el ejército de los Estados Unidos estableció en 1903 en Cuba la base de Guantánamo, con unas condiciones tan abusivas, que ni siquiera el gobierno comunista de Fidel Castro pudo ejercer la soberanía nacional y conseguir su devolución al país. También intervino en la República Dominicana en 1904 y ocupó Cuba en 1906.


-Henry Kissinger
, que ganó este premio en 1973, cuando se le considera responsable de apoyar el golpe de Estado en Chile, Uruguay, Indonesia además de ayudar Jemeres Rojos.
Su nombre suena también como implicado en todo lo ocurrido con los desaparecidos en Argentina en la época de la Junta militar.





-Menajem Beguin, primer ministro israelí ganó el premio en 1978. Bombardeó Irak y fué el responsable de la invasión del Líbano en 1982, cuando era ministro de defensa Ariel Sharón. Entonces tuvieron lugar las Matanzas de Sabra y Chatila.





-Martti Ahtisaari
, ex presidente de la república de Finlandia (1994-2000) galardonado en 2008 "por su importante labor, en varios continentes y durante más de tres décadas, destinada a resolver los conflictos internacionales".
Fué el enviado especial de las Naciones Unidas en el proceso negociaciones del estatuto de Kosovo, encaminadas a resolver el largo conflicto. También en el final aparente de varios conflictos en África... lo sorpendente es que este hombre formó parte en 2003 de la decisión de la ONU que dío el beneplácito de la invasión de Irak.

Y ahora viene uno de mis favoritos:

-Tenzin Gyatso, o más conocido como Dalai Lama. Y sin duda es uno de los premiados que más simpatía despierta. Recibió el Nobel de la Paz en 1989 "por su resistencia constante a uso de la NO violencia en la lucha de su gente para recuperar la libertad", dando a conocer al mundo entero el Conflicto del Tíbet y la situación en su país.

Pues bien, este personaje tiene un lado oscuro. Como todos sabeis, el Tibet que durante cientos de años perteneció a China acabó siendo un estado sobre el cual todo el poder descansaba sobre la figura del Dalai Lama, hasta que a mediados del siglo XX, China ocupó militarmente el país y obligó a exiliarse a Tenzin Gyatso en la India.

El Tíbet era el estado más feudal del mundo. El estado estaba en poder de los monjes, estado al que sólo podían llegar los miembros de las familias más poderosas. Existía la esclavitud. Los siervos eran castigados y tenían que entregar a quienes detentaban el poder casi todas sus cosechas. Era un país pobre con una mortalidad infantil de más del 50%. No había ni electricidad, ni carreteras, ni escuelas, ni hospitales... ésta era la situación del Tibet cuando gobernaba el actual Dalai lama.

Cuando tuvo que exiliarse a raiz de la ocupación China, el Dalai poseía 27 fincas, 36 prados, 6.170 siervos y 102 esclavos y la mujeres no tenían nisiquiera permiso para mirar a la cara a sus dueños. Ése era su séquito del palacio Potala, un suntioso lugar con más de 1.000 estancias. Era el depositario del 98% de la riqueza del país.

Mientras tanto el régimen dictatorial chino impuso una serie de normas en el Tibet; sin embargo, en cuanto a comercio, alimentación, salud y transporte las cosas mejoraron. Se suprimió la esclavitud, el feudalismo, hay 95 hospitales y 770 clínicas -no defiendo la ocupación china, solamente expongo los hechos y datos que cualquiera puede consultar en Internet-.

EEUU eligió a este líder exiliado como baluarte anticomunista durante la Guerra Fría. Los monasterios lamaístas se convirtieron en almacenes de armas de la CIA que desde allí operaban contra los chinos.  La CIA reclutó a sus dos hermanos, Thubten Norbu (un lama de rango superior) y Gyalo Thondrup en 1951, al primero para recaudar fondos y dirigir la propaganda y al segundo para organizar la resistencia armada.

La CIA dispuso 180.000 dólares anuales para sus gastos personales (documentos desclasificados por el gobierno usamericano; el Dalai Lama lo negó hasta 1980), y 1,7 millones de dólares anuales para organizar su red de solidaridad internacional.

El Dalai se ensalzó como icono de la paz por medio de campañas dirigidas por la Fundación Nacional para la Democracia, un organismo dependiente del departamento de estado del gobierno norteamericano... han hecho un gran trabajo, sin duda.

No es oro todo lo que reluce.

Más información en este artículo del El País: "La otra cara de los Premios Nobel: Fabricación y venta de armas y especulación bursátil siguen financiando los galardones" link

 


Etiquetado en Política

Comentar este post

Graciela 08/08/2009 21:38

Me encanta este de la PAZ!!! Por ahi van los tiros de la conspiracion mundial... estamos gobernados por una raza de demonios... lo demas es todo una ilusion.

fon o pachi 08/06/2009 20:01

El mundo está podrido. De nosotros depende que no lo esté tanto en nuestra vida diaria.

Algunas informaciones ya las conocía. Otras -como las del Dalai Lama- me han sorprendido (negativamente, claro). Tanto budismo y buen rollito, pero con la condición de conservar un régimen feudal de siervos y señores.