El sexo en la Historia

Publicado en por Emma Rodriguez

-Según Alberto Magno, durante la menstruación las mujeres exhalan por los ojos un vapor nocivo que puede llegar a ocasionar la muerte.

-Las sacerdotisas hindúes mantenían relaciones sexuales con los creyentes a cambio de dinero, para contribuir al mantenimiento del templo.

-En la antigua Babilonia, el código de Hammurabi, castigaba a la mujer que era violada sexualmente. Si una mujer casada era violada, se consideraba este hecho como un acto de adulterio por parte de la mujer. Ella y el violador eran sentenciados a morir ahogados.


-En Babilonia todas las mujeres tenían la obligación, al menos una vez en su vida, de acudir al santuario de Militta (la Afrodita griega) para practicar sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico. Este rito tiene su origen en la diosa de la cultura sumeria Innana, diosa de la belleza y la sensualidad. Sus sacerdotisas, que se habían consagrado vírgenes al servicio del templo, fornicaban con aquellos que habían dejado en el templo una ofrenda económica a la diosa. En la Biblia hay numerosas referencias a los actos "abominables” de estas sacerdotisas, las canaanitas.

-La palabra sífilis proviene de una poesía escrita por Girolamo Fracastoro titulada Syphilis sive Morbus Gallicus, en la que Apolo castigaba al pastor Sífilo con esa terrible enfermedad.

-Los godos enterraban vivo a todo aquel sospechoso de ser homosexual.

-El Papa Inocente III que nació en 1198 y murió en 1216, permitió la disolución del matrimonio si los órganos sexuales de las parejas no eran compatibles de acuerdo al tamaño de las mismos haciendo díficil o peligroso el tener relaciones sexuales.

-Leonardo Da Vinci encontró la verdadera causa de la erección másculina. En su época se pensaba que era la entrada de aire al pene lo que producía su erección y no la sangre como descubrío Leonardo.

Este hallazgo lo obtuvo de forma casi fortuita, ya que cierta vez en que examinaba el cadáver de un hombre que había sido ahorcado descubrió que este tenia el pene erecto por la sangre acumulada en ese órgano.

Sin embargo, y pese a su descubrimiento, lo oculto, ya que en su época se consideraba una herejía el estudio de cadáveres.


-En una de las guerras entre las Repúblicas itálicas durante el Renacimiento entre Florencia y Venecia por el poder y el control del comercio, los condendientes comenzaron a cansarse de la batalla. Tras mucho dialogar llegaron a uno de los más extraños acuerdos de paz jamás vistos: El triunfador del conflicto sería el bando que poseyera, en promedio, a los integrantes con el pene más grande.

Un florentino, Poggio Bracciolini, dijo que sin duda alguna los venecianos serían los triunfadores, Poggio argumentó lo siguiente:

"Es evidente, que son los mejores dotados -refiriéndose a los venecianos-, puesto que su miembro viril posee tal longitud que llega a cubrir enormes distancias. ¿Cómo se explica de otra manera que, cuando pasan varios años a cientos de millas de su hogar a causa de sus viajes, encuentren a su retorno que son padres de dos y hasta tres criaturas?"


-En la España de los Austrias (s. XVI), para que una joven pudiese entrar en una mancebía, o casa pública de prostitución, tenía que acreditar con documentos ante el juez de su barrio ser mayor de doce años, haber perdido la virginidad, ser huérfana o haber sido abandonada por la familia, siempre que ésta no fuese noble. El juez procuraba disuadir de sus torcidos intentos a la aspirante con una plática moral, y si no la convencía, le otorgaba un documento, donde la autorizaba para ejercer el oficio.


-En la antigua Inglaterra la gente no podía tener sexo sin contar con consentimiento del Rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real). Cuando la gente quería tener un hijo debían solicitar un permiso al monarca, quien les entregaba una placa que debían colgar fuera de su puerta mientras tenían relaciones. La placa decía “Fornication Under Consent of the King” (F.U.C.K.). Ese es el origen de la palabra.

-A la muerte de la famosa madame francesa del siglo XVIII Marguerite Gourdan, conocidísima por su excelencia fabricando consoladores de madera cubiertos de vitela, sus herederos encontraron numerosos pedidos de estos artilugios sexuales destinados a conventos de religiosas y religiosos.

-En el siglo XVII, algunos médicos sostenían que a los promiscuos se les ponía la nariz roja, padecían gota crónica, alopecia y, a los más viciosos, hasta les salía chepa.

-En la China del s. XIX solamente el marido podía contemplar los pies desnudos de su mujer.

-Según el libro ” Historia de amor entre Samuráis” de Saikaku Ihara , es al héroe legendario Kobo Daichi,  fundador de la secta Budista Shingon , al que se le atribuye el descubrimiento de la homosexualidad.

-A lo largo de un gran período de la historia los soldados rumanos y búlgaros tenían que ser vírgenes porque creían que su castidad les hacía inmunes a las balas.

-El sexo oral es ilegal en los estados de Arizona, Florida, Minesota, Lousiana, Carolina del Norte y del Sur, Utah y Virginia

El sexo en la antigua ROMA

-No existía una palabra para definir la homosexualidad, solo se preguntaba si se prefería una mujer o un hombre.

-El verbo fornicar proviene de la denominada fornices, que eran las celdas donde las prostitutas recibían a sus clientes.

-Las mujeres liberta o esclavas que no pertenecían a ningún grupo religioso, disponían de su cuerpo libremente.

-En la antigua Roma las mujeres de vida alegre eran clasificadas en distintas categorías: las delicatae, damas mantenidas por los ricos; las famosae, hijas y esposas de gente adinerada que se entregaba al sexo por puro placer; las dorae, prostitutas que iban siempre desnudas; las lupae, que ejercían el oficio bajo los arcos y puentes; las noctilidae, mujeres que salían sólo por la noche; las copae, que trabajaban en tabernas; y muchas otras.

-Las prostitutas consideraban la felación (fellatio) como el vicio más repugnante, que un cliente podría solicitar. Era el servicio más caro y se supone que era por la falta de higiene de algunos clientes.

-Las mujeres romanas consideraban bello que las cejas estuvieran unidas sobre su nariz, para conseguir tal efecto utilizan una mezcla de huevos de hormiga machacados con moscas secas.

-
Los antiguos romanos cuando tenían que decir la verdad en un juicio, en vez de jurar sobre la Biblia como en la actualidad, lo hacían apretándose los testículos con la mano derecha. De esta antigua costumbre procede la palabra testificar.

La primera película porno



El dato más antiguo de una película pornográfica proviene del  Archivo Cinematográfico Federal de Alemania, donde quedaron registradas las llamadas “Películas de Sachsenwald”, filmes pornográficos realizados por la  la Alemania nazi y filmados enteramente en el Bosque de la Sajona.

Las películas datan entre los años 1941 y 1943, se cree que su objetivo era intercambiarlas por hierro de Suecia, material que serviría para la construcción de la sala del congreso de Nüremberg,  aunque también se intercambiaba por petróleo proveniente de Túnez.

Sin embargo la primera cinta que se estrenó digamos en una sala comercial, data del año 1970, se estrenó con el nombre “Mona, la virgen ninfómana”.
El sexo en la antigua ROMA

Etiquetado en Historia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post