Serendipias oníricas

Publicado en por Pepola

Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado. Se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia, accidente... o un sueño como vimos ayer en el caso del gran matemático Ramanujan que en sueños la diosa le inspiraba sus fórmulas.

Es un término acuñado por Horace Walpole en 1754 a partir de un cuento persa del siglo XVIII llamado Los tres príncipes de Serendip
:

"Los tres príncipes de la isla Serendip (que era el nombre árabe de la isla de Ceilán, la actual Sri Lanka), eran individuos privilegiados no sólo por su noble ascendencia sino además por el don del descubrimiento fortuito. Cuenta la historia que estos tres personajes encontraban, sin buscarla, la respuesta a problemas que no se habían planteado; que, gracias a su capacidad de observación y a su sagacidad,  descubrían incidentalmente la solución a dilemas  impensados." 

Soñar la solución

Las historias en las que los sueños juegan un prominente papel en la solución de problemas, en la génesis de nuevos descubrimientos científicos o en la creación artística son abundantes. 

agust-kekule1.jpgUn caso prominente fue el del gran químico alemán del siglo XIX Friedrich A. Von Kekule.
Kekulé revolucionó la química orgánica con su descubrimiento de la estructura del benceno. Esa estructura había sido un enigma durante mucho tiempo para los químicos.

En 1864 tuvo su sueño famoso en el cual vio los átomos danzando en trayectorias que se enroscaban como si fueran serpientes, de pronto, una de aquellas formas reptilianas, dice Kekulé,
“agarró su propia cola y toda la estructura se retorció burlonamente ante mis ojos; herido por un rayo, desperté”, descubriendo la estructura cíclica de la fórmula del benceno.
mendeleyev_dibujo.jpg
Igualmente, durante la década de 1860 el químico ruso Dimitri Mendeleyev llevaba varios años trabajando en la búsqueda de un sistema para clasificar los elementos de acuerdo a su peso atómico y patrones de reacción, tarea que se le había hecho sumamente difícil. 

Según él mismo narra, una noche del año 1869 vio en un sueño una tabla en la que todos los elementos caían en su lugar correspondiente.
Al despertar dibujó esta tabla que vino a conocerse en el campo de la química como la tabla periódica de los elementos, que posteriormente sólo tuvo necesidad de un pequeño cambio.

bohr.jpgEl físico danés Niels Bohr llevaba mucho tiempo trabajando en la configuración del átomo.

Tuvo un sueño en el cual vio un posible modelo de dicha configuración, y al despertar, lo dibujó en un papel, sin darle mucha importancia. Poco tiempo después, volvió a ese papel y se dio cuenta de que realmente había hallado la estructura del átomo


La creatividad, al igual que los sueños, depende en gran medida de procesos inconscientes.  Es común la experiencia de comenzar a trabajar en una idea o en la solución de un problema de cualquier tipo hasta que llega el momento en el cual ya sentimos que estamos verdaderamente atascados/as y lo dejamos a un lado sólo para encontrar que unas horas, días, o tal vez semanas la solución al problema o la idea creativa que nos eludía nos llegan a la mente como por arte de magia. 

Al parecer lo que tenemos aquí es un caso de nuestra mente inconsciente trabajando continuadamente en un problema sin que nosotros nos demos cuenta a nivel consciente.  Los psicólogos llaman a este fenómeno “incubación”.  Nuestro inconsciente trabaja en diversas soluciones hasta que encuentra una que aparenta ser de utilidad y procede a enviarla hacia los niveles conscientes para allí ser evaluada.

Asi que si estás atascado en algo tal vez sea una buena idea que te eches una siestecita... quien sabe, a lo mejor la solución aparece cuando despiertes.

Fuentes:
suenos.saludparati.com

Etiquetado en Psicología

Comentar este post

Graciela 04/06/2010 01:16



Brillante articulo. Yo puedo corroborar que es cierto. A mi se me ocurren mis mejores canciones en sueños. El caso es recordarlas por completo cuando te despiertas.