Sofonisba, la primera pintora del Renacimiento

Publicado en por Pepola

sofonisbaautorretrato.jpgA Sofonisba Anguissola se la considera la primera artista que aun siendo mujer alcanza un éxito considerable en vida como pintora, dentro y fuera de su Italia natal. A pesar de ser una celebridad en vida, fue rápidamente relegada al olvido, donde ha permanecido durante siglos y muchas de sus obras han sido atribuidas a otros artistas, aunque en los últimos años, la nueva historiografía ha vuelto a situarla en el lugar que le corresponde.

 

Nació en 1532, en Cremona (Italia) en el seno de una familia de la nobleza. Todas las hermanas estaban dotadas para las expresiones artísticas por lo cual su padre decidió que desarrollasen esa vocación, siguiendo los principos de una educación humanista. Es así como sofonisba recibe la educación a través de los grandes maestros de su ciudad y comienza una actividad bastante particular. Realizó numerosas pinturas religiosas y retratos pero no percibió nunca dinero por ellas porque, en esos tiempos estaba muy mal visto que una mujer cobrara dinero. Pero sí recibían obsequios, casi siempre muy valiosos, a cambio de sus trabajos.

 

En 1554, cuando contaba 21 años, decidió trasladarse a Roma para aprender de los grandes maestros, allí conocerá a un Miguel Ángel anciano que se convertirá en su consejero y amigo. Durante los dos años que pasa en Roma, su fama comienza a crecer, e incluso el papa Julio III adquirirá uno de sus autorretratos.


Sofonisba-Angussola-2.jpg

Tras su estancia en Roma, viaja a Mantua y Milán donde conoce al Duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo, por mediación del cual conseguirá un puesto de dama de corte de Isabel de Valois, esposa de Felipe II. El interés de la reina por la música y las artes, provocó una corriente de simpatía entre las dos y Sofonisba permanecerá en la corte española desde 1559. Durante este periodo, a pesar de que el pintor de la corte era Alfonso Sánchez Coello, Sofonisba retratará a todos los miembros de la familia real.


A la muerte de Isabel de Valois en 1568, Sofonisba permanecerá en la corte al cuidado de sus dos hijas, las infantas Isabel Clara Eugenia y Catalina. En 1573, Sofonisba contrae matrimonio con Don Fabricio de Moncada, un noble siciliano y parte a la isla italiana donde vivirá cinco años.

Tras la muerte de su esposo, Sofonisba decide regresar a Cremona y en el buque que le lleva a Génova conocerá al capitán, Orazio Lomellini, bastante más joven que ella y con el que, a pesar de la oposición familiar, contraerá matrimonio, instalándose en Génova donde residirá hasta los noventa años, recibiendo importantes visitas como la de la Infanta Clara Eugenia.


En 1615 se trasladó a Sicilia donde permanecerá hasta su muerte y donde será retratada por un joven Van Dick que quedó muy impresionado por la artista. Sofonisba siguió trabajando hasta 1620, año en que, debido a su avanzada edad, perdió la vista.

Sofonisba Anguissola murió en Palermo en 1620.

 

121070612662318.jpgEl gran historiador del arte Giorgio Vasari escribió sobre ella:

"Anguissola ha mostrado su mayor aplicación y mejor gracia que cualquier otra mujer de nuestro tiempo en sus empeños por dibujar; por eso ha triunfado no sólo dibujando, coloreando y pintando de la naturaleza, y copiando excelentemente de otros, sino por ella misma que ha creado excelentes y muy bellas pinturas".

 

Os recomiendo el libro "El secreto de Sofonisba" de Lorenzo de Medici, en el que ella, ya anciana,  va narrándole su vida al joven pintor Antoon Van Dyck. Aunque la trama principal es ficción, el autor hace un bonito retrato de la época renacentista y de la vida de Sofonisba en la corte de Felipe II.

 

Fuentes:

suite101.net

artecreha.com

Etiquetado en Artes

Comentar este post