Pareidolia, no todo es lo que parece

Publicado en por Pepola

En internet abundan en referencias a una fotografía de una explosión, o de la superficie de otro planeta, una nube o simplemente una mancha en la pared, en que las personas declaran ver imágenes religiosas, extraterrestres, rostros de personas, animales, narraciones satánicas en canciones escuchadas al revés o textos del Corán.

Pero, al examinar más detenidamente los efectos que estas visiones pueden tener sobre las personas que ven estas figuras, surgen interesantes pistas del comportamiento y la psicología humana.

Los humanos somos algo imperfectos, nos cuesta mucho ver formas aleatorias (o escuchar cosas en otros idiomas) sin buscarle un significado, algo para que nuestro cerebro lo reconozca.

Donde tan solo hay una mancha, una sombra, una rugosidad etc. Nosotros vemos formas, rostros y todo aquello hasta donde nuestra imaginación llegue.

Esto puede explicar muchas cosas, como las apariciones de vírgenes, los dragones voladores, los avistamientos de ovnis, los mensajes reconocibles en grabaciones en idiomas desconocidos, reproducidas al revés, psicofonías…

El ser humano de todas las épocas ha buscado confirmación de la presencia divina y muchas veces la encuentra a través de estos fenómenos naturales

Donde no hay orden nuestra mente lo instaura, ya que nuestro cerebro siempre esta buscando clasificar y ordenar.

En nuestra infancia comenzamos a desarrollar una lista de imágenes visuales con ciertas características que luego nos sirven para clasificar el mundo.


Veamos algunos ejemplos.

http://www.creativacanaria.com/blogs/homoscepticus/files/2010/11/caras-de-belmez1.jpg

Tal vez el caso más famoso en España sea el de las caras de Bélmez (Jaén) aparecidas en la  pared y suelo de cemento de la casa. 

El diario Pueblo concluyó que “alguien” había pintado aquellas caras con cloruro y nitrato de plata, una sustancia que reacciona con la luz y se hace visible pasado un tiempo. De esta forma, las caras se formaban poco a poco, sin que aparentemente interviniera la mano humano. A esto había que añadir que probablemente la primera “cara” apareció dibujada en el cemento del suelo de la cocina debido a la grasa y a un curioso efecto de pareidolia. Asimismo, y sugestionados por esas curiosas trazas, muy pronto todo aquel que entrara en aquella vivienda era capaz de ver caras en todas y cada una de las humedades de las paredes.

http://www.enciezadigital.com/public/230906CaramiticadeMarte2.jpg

Durante años y años esta imagen de la izquierda fue la protagonista de los debates más acalorados de la historia de la astronomía.

Los astrónomos que aseguraban que no era más que una irregularidad del terreno pero los ufólogos aseguraban que era una señal extraterrestre. No obstante, hace menos de un año imágenes de alta resolución obtenidas con la sonda Mars Express han demostró que la famosa “Cara de Marte” no es más que un montículo de tierra que visto con cierto ángulo produce una pareidolia más que llamativa.

Alrededor del mundo aparecen miles de supuestas figuras que son interpretadas como revelaciones divinas, mensajes, o apariciones del mesías de turno. Y hago énfasis en mesías de turno, porque es muy común que se interprete una figura abstracta con la cara de Jesús, en lugares donde la fe cristiana es muy importante. En ámbitos donde las personas tienen otras creencias, las apariciones son acordes a su fe.

http://4.bp.blogspot.com/_2nGlq62pbko/SjKd2BT3OMI/AAAAAAAAAPA/WPEEDQk65Wo/s320/virgen+del+pan+bimbo.jpg

http://1.bp.blogspot.com/_Hc_MPOI90M0/S9YlxejL18I/AAAAAAAADLs/7p1y-aQNBro/s1600/jesuspierogi.jpg

 

Como en esta "aparición" de la Virgen en un sandwich o este "Jesús" en una tostada. 

 

El psicólogo Cristopher French de la Universidad de Londres ha hecho experimentos como colocar partes de la canción Stairway to Heaven de Led Zeppelin al revés frente a decenas de personas, y escuchar sus opiniones. Casi nadie alega haber escuchado algo, pero luego muestra un texto que supuestamente deletrea el código satánico de la canción, y cuando la vuelve a reproducir, la mayoría se sorprende por lo que oye.

Esos mensajes simplemente no están ahí. Sólo aparecen cuando nuestro cerebro lo compara con algún preconcepto que tengamos en mente, o con algún recuerdo. Y estos estudios nos muestran que la realidad es más extraña de lo que  parece, y ni si quiera podemos fiarnos de lo que vemos u oímos.

El poder de la imaginación es grande, grande.

 

Fuentes:

http://carmelinnacircular.blogspot.com/

 

Etiquetado en Misterios Resueltos

Comentar este post