Los túneles de Gaza

Publicado en por Emma Rodriguez

Es un trabajo peligroso que significa un rápido ascenso económico para quienes lo practican.


Gaza es una estrecha franja de tierra, de ahí su nombre, de solo 346 kilómetros cuadrados que alberga una inmensa población para ese espacio: 1,5 millones de personas.


Hacia finales de 2008, un número estimado de 4.000 palestinos decidieron enterrar su dinero, financiando la construcción y operación de túneles clandestinos para transportar contrabando entre Gaza y Egipto.
Gaza ha sido un "agujero negro" económico por años, y es que en la actualidad el desempleo llega al 40%.

 

Por esos corredores llega toda clase de mercadería, remedios, comida y -sobre todo- leche para los niños. Israel ha mantenido un bloqueo contrario a todas las normas humanitarias para doblegar a Gaza desde que Hamas ganó las elecciones de 2006. El trasiego incluye animales vivos, llevados por grandes túneles hasta su destino, como cabras o vacas. La idea copia una iniciativa de Vietnam del Norte en su guerra contra EE.UU.


El primer túnel de contrabando se cavó en 1982 y, en esa época, según los residentes, se usaban principalmente para contrabandear cigarrillos, hachís, oro y repuestos de coches. Pero después de que estalló la primera intifada a fines de 1987, los túneles también se usaron para contrabandear armas y gente buscada por los israelíes.


Los primeros túneles tenían 60 metros de largo y estaban cavados de casa en casa, debajo de la frontera. Pero cuando Israel empezó a destruir las casas donde comenzaban los túneles del lado palestino y también de Egipto, los túneles se volvieron más largos y algunos llegaron a medir 1.200 metros.

 

Los túneles son magníficos refugios contra la aviación y la artillería, y se convirtieron en la solución lógica para sobrevivir y poder resistir a los bombardeos por tierra, mar y aire de Israel.

Las galerías secretas tardan hasta seis meses en ser excavadas, en muchos casos por aprovechados comerciantes que cobran un peaje enorme para que pasen las mercancías.


La actividad aumentó durante la segunda intifada de 2000, cuando el incentivo por correr riesgos era alto: una Kalashnikov que cuesta 500 dólares en Egipto alcanzaba los 2.500 dólares en Gaza en ese momento. Y cada cargamento incluía cientos de armas.

Los trabajadores de los túneles suelen mantenerse escondidos durante los meses que lleve terminar el trabajo porque los vecinos que los descubren cavando pueden exigir una porción de las ganancias para guardar silencio. Es una actividad claustrofóbica y peligrosa, ya que los túneles son muy angostos.

"Hacemos túneles estrechos, de 80 centímetros de alto por 60 de ancho. El problema lo tenemos del lado egipcio. Ahí no podemos utilizar motores para sacar la tierra porque los soldados nos escuchan. Y hacemos túneles de mayor tamaño, para traer las mercancías lo más rápidamente posible” dijo un trabajador de estos túneles

Muchos millones de dólares han sido invertidos en negocios con túneles. El grupo islamista Hamas, que gobierna en Gaza, intentó controlarlos, llegando a expedir licencias de construcción.

Los bienes y armas circulaban bajo tierra, evitando el bloqueo israelí.

Antes y durante su asalto de tres semanas contra Gaza, que terminó en enero, los militares israelíes bombardearon los túneles. Israel dijo que había destruido cuatro de cada cinco.

Jonathan Ferzinger, un periodista de la cadena Bloomberg en Tel Aviv quien ha estado investigando los túneles, cree que en un momento llegó a haber cerca de 1.000 túneles.

"Toda clase de cosas estaban pasando bajo la frontera, desde iPods hasta vacas", le dijo al programa World Update de la BBC.


"Cuando esto se convirtió en la única empresa operando en Gaza, la gente la vió como una oportunidad de inversión".


"Costaba 100.000 dólares excavar uno de esos túneles y así se esparció el rumor de que se necesitaba dinero y que la gente podía hacer ganancias fantásticas".

En los últimos 25 años, se cavaron decenas de túneles entre Gaza y Egipto. A través de ellos llegaron la mayoría de las armas que hoy pululan por este territorio palestino, amenazando a israelíes y palestinos por igual.

 

Fuentes:

BBC Mundo

Diario Clarín

Diario New York Times

Etiquetado en Crimen Organizado

Comentar este post