Los Sijs

Publicado en por Emma Rodriguez

El sijismo, con 23 millones, es la quinta religión del mundo en número de seguidores, aproximadamente 19 de los cuales se concentran en el Punjab, un pequeño Estado en el noroeste de la India, en la frontera con Pakistán.

Aún siendo uno de los más castigados en la partición británica de 1947, este Estado es hoy es uno de los más avanzados de la India, gracias sobre todo al carácter emprendedor de sus habitantes. Para algunos la religión también ha desempeñado un papel fundamental en su desarrollo.

El sijismo nace como contestación al sistema hindú de castas a finales del s. XV, e intenta aunar lo mejor del hinduismo e islamismo.

Considera por iguales a todos los hombres, independientemente de su raza , sexo o religión y, sin duda, esa exaltación de la igualdad les ha permitido una mayor apertura al exterior y una modernización más rápida, lejos de los tabúes religiosos tan frecuentes en la India.

Los hombres llevan el apellido Singh (león) y las mujeres, Kuar (princesa).

El khanda, el simbolo sij.

 

Fué fundado por Nanak (1469 -1539 e.c.) que se inspiró en la doctrina de los santos errantes hindúes practicantes del bhakti-yoga (devoción amorosa) y por la tradición de los místicos sufíes musulmanes. Por ello el sijismo tiene un cierto aire de sincretismo entre hinduismo y el islamismo, intentando aprovechar lo mejor de ámbas creencias.


Los seguidores de Nanak se autonombraron Sijs (discípulos).


Para fundar el movimiento, Nanak se basó especialmente en la doctrina contenida en el Bhagavad Gita (Parte del Mahabaratha) y en el poéta místico sufi Kabir. A su muerte, dejó un sucesor, que sería el nuevo gurú, instaurando así una sucesión de líderes político-religiosos.

 

Las mujeres sijs no están obligadas a llevar ni velo, ni turbante… tan sólo se les aconseja vestir con modestia. Es curioso, normalmente las religiones imponen más normas y restricciones a las mujeres, en el sijismo es justamente al contrario, es el hombre quien lleva todo el peso de las reglas y costumbres.

 

La religión Sij no tiene sacerdotes, ya que fueron abolidos por Gurú Gobind Singh; solamente existen guardianes del Siri Gurú Granth Sahib, y cualquier Sij es libre de leer al Siri Gurú Granth Sahib en Gurdwara (Templo Sij) o en sus hogares.

Todas las religiones son bienvenidas en los Gurdwaras, una cocina gratuita y comunitaria puede ser encontrada en cada Gurdwara, la cual, sirve alimentos para toda la gente de todas las religiones.

El centro religioso más significativo de los sijs es el Harimandir Sahib (El Templo Dorado) en Amritsar, ubicado en el estado del Punjab al norte de la India, es el centro histórico e inspiración Sij; pero no es un sitio de peregrinación obligatorio. Cualquier sitio en donde se encuentre instalado el Siri Gurú Granth Sahib es considerado igualmente sagrado para los sijs.

Las cinco 'Kás'

Un buen sij deberá observar las cinco 'Ks' como símbolo de aceptación y compromiso con el sijismo:

KESH - El no cortarse el cabello, que es ocultado bajo un turbante que corona la espiritualidad, y dejarse la barba, tal como Dios nos dotó

KANGHA - Peineta, generalmente de madera, para recoger el cabello como símbolo de limpieza.

KIRPAN - Daga o puñal, corto y curvado, que mediante la orden Khalsa pretende vigilar y defender la Verdad.

KARA - Brazalete de acero, con el que constatan el compromiso con la Verdad y la libertad frente a cualquier poder.

KATCHERA - Pantalones cortos de algodón, que denotan pureza.




Además de estos 5 preceptos obligados, se añadían el poder tomar el sobrenombre de Singh (León), y la prohibición de fumar, comer cierto tipo de carnes y tener las relaciones sexuales con mujeres musulmanas.


Este código de conducta se basa en la existencia de una orden militar, la khalsa, especie de santos guerreros fundada para proteger el sijismo de sus enemigos, en especial de los ataques de los musulmanes.

 

Con todo ello, los sikhs actuales, suelen resultar arrogantes, activos y nada dados a la renuncia y a la contemplación, muy amantes de la vida cotidiana, muy orgullosos de su secta y siempre muy convencidos del importante papel que han jugado en la historia de la India.



El principal libro sagrado y de referencia es el ADI GRANTH (El libro del comienzo).

Tal es la importancia de este libro que recibe el nombre de "Guru Granth Sahib" (El venerado maestro libro), igualándose en categoría a un mismo gurú.
Se guarda en los templos sikhs (gurdwaras). Se trata de una recopilación de las palabras de los maestros, escrito en lengua panjabí.

 

 

La opción por una vía pacífica ha prevalecido en el sijismo actual, en el que el peso de los emigrados a EE.UU., Gran Bretaña y Canada es notable, emigración que continúa (la comunidad sij es muy industrial y próspera).


Persecuciones permanentes que han convertido a los sijs en una comunidad religiosa secularmente perseguida (algunos los denominan los judíos de Asia).

 

Los fanáticos musulmanes tomaron al sijismo como una amenaza para su ambición de convertir a toda la India en un estado único musulmán. Presionaron a los gobernantes - los mogoles - que frenaran esta tendencia violentamente, antes de que se hiciera tan fuerte como para llevar por delante incluso a su poder político.


De hecho, con el tiempo los Khalsa se harían suficientemente fuertes como para destruir, primero la gobernación mogola y luego la colonización británica. En la actualidad están luchando para defender sus derechos y asegurarse un estatus digno en la India moderna.

 

Creencias Principales


Dios:
El sijismo cree que Dios es uno. No existe la Trinidad. Es Creador, soberano, todopoderoso, sabio, y eterno. Ellos creen que Dios trasciende y subsiste en el universo. Dios es el principio abstracto de la verdad y jamás se ha encarnado. Así como tampoco Se puede definir. Sin embargo, Dios es personal ya que El puede ser amado y honrado. Nanak llama a Dios el "verdadero nombre" (Sat Nam) ya que quería evitar cualquier término que implicaría que Dios podía ser limitado.

El Lugar de la Humanidad:
Aunque los humanos tengan el lugar más alto de la creación, se separan de Dios debido a su egoísmo e ignorancia malintencionada hacia Dios. Esta separación es la fuente de toda la miseria humana e infelicidad. Por lo tanto, la gente se absorten en el proceso conocido como la trasmigración del alma, un nacimiento y muerte y volver a nacer continuo (reencarnación). La posición de la siguiente vida depende de la ley del karma, la noción que los pensamientos, palabras y actos de uno mismo tienen un impacto directo en las futuras reencarnaciones. Las circunstancias actuales fueron determinadas por el comportamiento pasado y la conducta actual determinará la siguiente vida. La meta del sijismo es romper con este ciclo.

Salvación:
Los ciclos sin fin de reencarnación son causados por el deseo egoísta e ignorancia hacia Dios, pero pueden terminarse renunciando a uno mismo y volverse devoto a Dios. Por lo tanto, la meta final en la vida tiene un doble aspecto: la liberación del nacimiento y renacimiento continuo y la unión con Dios. La salvación se logra a través de la gracia de Dios, quien se revela y permite a los humanos meditar en Su nombre y naturaleza.

Gracia:
La gracia se entiende como un tipo de reconocimiento o conocimiento de una persona por parte de Dios. Esta dotación de gracia le permite a la gente seguir un camino que los librará del karma y de la reencarnación. La rendición total a la voluntad de Dios es muy importante para aquellos que quieren recibir la gracia de Dios, ya que la gracia llega cuando la gente se elimina su yo de sus mentes. Los efectos de la gracia incluyen la constante meditación en la repetición del nombre de Dios y las buenas obras hacia otros humanos.

 

La Comunidad Sij de Barcelona

 


La comunidad sij inauguró el primer templo sij en Barcelona en 1991. Este centro religioso lo construyeron tres o cuatro familias sijs que veían que era una necesidad un centro donde pudieran practicar la religión sij.


El templo se llama Gurdwara Nanak Sar y se encuentra en la calle Sagunto de Barcelona en el barrio de Sants.


Actualmente en Barcelona hay dos templos sijs más situados en las Ramblas. Estos templos están dentro de locales espaciosos. En los templos de Barcelona cada domingo se celebra una ceremonia que dura desde las 11 a.m. hasta las 14horas. Esta ceremonia consiste en leer el libro sagrado, cantar canciones de Dios y al final se hace una comida para todos los asistentes.


Hoy en día no debe haber más de 1500 de sijs en Barcelona, la mayoría son jóvenes que han venido para conseguir permiso de trabajo y de estos la mayoría lleva el pelo corto, ya que así les es mucho más fácil encontrar trabajo que a los que usan turbante.

Etiquetado en Religion

Comentar este post