Los Niños y el mundo globalizado

Publicado en por Emma Rodriguez

Los niños son personas y la forma en que las sociedades han tratado a la infancia inflinge heridas morales duraderas en la condición humana.


Es cierto que los niños han sido víctimas a lo largo de toda la Historia, a menudo a manos de sus propias familias: han sido sometidos a abusos y maltratos físicos, psíquicos y sexuales por los distintos poderes que ha habido a lo largo de los períodos históricos.


El ascenso de la era industrial presenció el empleo masivo del trabajo infantil en minas y fábricas, muy a menudo en condiciones cercanas al cautiverio...

pero,

hoy se dan condiciones que no se han dado nunca en la historia de la humanidad:


Lo nuevo es que estamos presenciando una inversión dramática de las conquistas sociales y los derechos de los niños (obtenidos por reformas sociales) a raiz de las desregularización a gran escala.

Lo nuevo es la desintegración de las sociedades tradicionales en todo el mundo, que deja a los niños indefensos en tierra de nadie en los barrios bajos de las megaciudades.

En otras sociedades las crisis históricas del patriacado destruyen la familia nuclear tradicional sin ser reemplazada, haciendo que las mujeres y los niños paguen por ello. 

 

Lo nuevo es la desintegración del patriarcado sin que sea reemplazado por un sistema de protección infantil que se haga cargo.


En las raíces de la explotación infantil están los mecanismos generadores de pobreza y exclusión social. Con los niños en la pobreza y con países, regiones y barrios enteros excluídos de los ciruitos importantes de riquieza e información.


El desmoronamiento de las estructuras familiares rompe la última barrera de defensa de los niños.


Lo nuevo son los niños de Pakistán tejiendo alfombras a través de redes de proveedores de los grandes almacenes para mercados opulentos.

Lo nuevo es el debilitamiento de las instituciones de apoyo a los derechos de los niños, como los sindicatos o la política de la reforma social, para ser reemplazados por "moralismos" sobre las relaciones familiares que con frecuencia culpan a las propias víctimas de su situación.


Lo nuevo es el turismo global masivo en torno a la pedofilia.

Lo nuevo es la pornografía electrónica en Internet a escala mundial.


Desde aqui deseo sumarme a la campaña 2009 PORNOGRAFÍA INFANTIL NO y unirme a los miles de bloggers que perseguimos activamente estas actividades.

Si encuentras una web de estas características puedes denunciarla através de la ONG Protégeles.


¿Porqué nuestra sociedad participa en estas actividades de explotación sexual infantil a escala tan grande?
La respuesta es obvia: da dinero, hay que cubrir la demanda.

Los principales productores y distrubuidores de pornografía infantil (mucha de la cual versa sobre niños y no sobre niñas) son empresa legales localizadas en los permisivos entornos sociales de las altas tecnologías: Japón, Dinamarca, Holanda y Suecia.

El Internet es un campo de recreo virtual para los depredadores de niños. Es un lugar que funciona en gran parte fuera de la ley. Si bien la pedofilia es ilegal, la falta de fondos suficientes medios oficiales de la ley son capaces de investigar sólo el 2%o de sus clientes potenciales. Además, según las estadísticas de Interpol, sólo la mitad del 1% son procesados.

En un programa que se transmitió 2 de septiembre 2008, Oprah Winfrey mostró un mapa que transmite claramente la velocidad a la que una imagen pornográfica de un niño abusado sexualmente se puede propagar. Desde un ordenador en Washington, DC, la difusión de la imagen en 24 horas alcanzó todo Estados Unidos.

La demanda de nuevas imágenes y videos es tan alto que las autoridades informan que es cada vez más el seguimiento de la pornografía infantil con víctimas cada vez más jóvenes.


¿Cuales son las razones para que este mercado sexual infantil exista?

Hay varias:

Primero, está la globalización de los mercados en todos los ámbitos: desde viajes sexuales organizados a la distrubución de material pornográfico infantil.

Segundo, el anonimato garantizado por el uso de Internet o los viajes sexuales, ayuda a romper el temor a las masas de pervertidos que viven entre nosotros.

La escapada a la transgresión para encontrar excitación sexual alimenta la demanda de nuevas emociones, sobre todo entre las clases adineradas de los profesionales aburridos.

Del lado de la oferta, la pobreza y las crisis proporcionan la materia prima.

La vinculación entre la oferta y la demanda suelen realizarla las redes criminales globales que controlan gran parte de la prostitución en el mundo y siempre están esforzándose por encontrar mercados más rentables.

La "oferta de niños" que proporciana este debilitamiento de la estructura familiar y la infancia empobrecida es cubierta, del lado de la demanda, por los porcesos de globalización, interconexión empresarial, la criminalización de un segmento de la economía, las tecnologías de comunicación avanzadas...


A los factores de "oferta" y "demanda" debemos añadir la desintegración de los estados y las sociedades y el desarragigo masivo causado por las guerras, las hambrunas, las epidemias y el bandidaje.


Bangkok (Tailanda), Manila (Filipinas) y Osaka (Japón) son lugares internacionalmente famosos de prostitución infantil.

Por otro lado el interés de los medios en la pornografía y la prostitución infantiles puede alimentar la demanda de forma no intencionada y el fácil acceso a información abre rutas de suministro.

En Tailandia, las organizaciones no gubernamentales han estimado que hasta un tercio de las prostitutas son menores de 18 años.
Un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo sobre la prostitución infantil en Vietnam, informó que la incidencia de niños en la prostitución es cada vez mayor en menores de 18 años, que constituyen entre el 5 y 20%.

En Filipinas, el UNICEF estima que hay 60.000 niños prostituidos, y muchos de los 200 burdeles de la famosa ciudad de los "niños ángeles" son oferta para el sexo.
En la India hasta 200.000 niñas de Nepal, muchas menores de 14 años, se han vendidas en los distritos de la luz roja.

Las niñas de Nepal, especialmente las vírgenes, son favorecidas en la India debido a su piel clara.  Cada año cerca de 10.000 niñas de Nepal, la mayoría de edades comprendidas entre los nueve y 16, son vendidas a prostíbulos de la India.
En El Salvador, un tercio de los niños explotados sexualmente entre los 14 y los 17 años de edad son niños. La media de edad para entrar en la prostitución entre todos los niños entrevistados era de 13 años.


Así, la sociedad se devora a sí misma, a medida que consume/destruye a sus niños, perdiendo el sentido de la continuidad de la vida a través de las nuevas generaciones y negandoles un futuro porque la mayoria mueren jóvenes a causa de las enfermedades venéreas o malos tratos;
negandoles también un futuro... como especie humana.

Fuentes:
Departamento de Trabajo EEUU
Congreso Mundial 1996 sobre prostitución y pornografía infantil.

Etiquetado en Opinión

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

jose a. masia 03/22/2010 22:39



desde nuestro blog estamos apoyando la exposición organizada por UNICEF y Fundación “la Caixa”, con motivo del vigésimo aniversario de
la Convención sobre los Derechos del Niño.http://trekkingyaventura.blogspot.com/
jose a. masia