La máquina Z. Buscando la fuente definitiva de energía

Publicado en por Pepola

z-machine.jpgLa Máquina Z es el generador de rayos-X más grande del planeta y podría ser la solución para la escasez energética del mundo.

La compañía Sandia National Laboratories de Nuevo México, Estados Unidos, cuenta con este dispositivo que, una vez encendido y con poca cantidad de electricidad, puede generar 290 TW de electricidad... 80 veces la generada en todo el mundo.

Esta máquina se utiliza principalmente para estudiar las reacciones termonucleares, tales como el núcleo de explosión de la bomba de hidrógeno, y ahora tiene aplicaciones con mejores perspectivas: buscar vías para fusionar átomos de agua pesada y generar energía de fusión.
La fusión nuclear, limpia, de bajo costo, segura e ilimitada, se considera el ‘santo grial’ de la industria energética.


Este dispositivo, puede generar 290 TW de electricidad, todo ello utilizando sólo una pequeña cantidad de electricidad. Aunque esta máquina es capaz de producir extraordinarios impulsos, el resultado y la energía que consume es poca, pues es sólo suficiente para la iluminación en dos minutos de 100 casas y puede ser suministrada mediante las tomas de corriente murales por las compañías eléctricas locales.
Por el momento, esta electricidad sólo se puede liberar en impulsos que duran una setentamilmillonésima parte de segundo.

La máquina Z de Sandia funciona así:
20 millones de amperios de electricidad pasan en un núcleo vertical de tungsteno de un grosor menor al de un cabello. El núcleo es de un tamaño similar al de un carrete de coser. Los alambres se disuelven instantáneamente en una nube de las partículas cargadas llamadas plasma. El plasma, atrapado en el apretón de un campo magnético muy fuerte que acompaña a la corriente eléctrica, se comprime hasta el grosor de un lápiz. En este punto, los iones y los electrones no tienen a donde ir. Se paran repentinamente, emitiendo energía en la forma de rayos x que alcanzan temperaturas de varios millones de grados centígrados, la temperatura de las llamaradas solares.
Los hilos metálicos, al evaporarse, producirán una temperatura de 3.500 millones de grados centígrados, la más alta jamás creada por el ser humano.

La Máquina Z podría muy bien ser la máquina de fusión que podría servir de base para una planta de energía en sólo dos décadas.


La financiación histórica de Z ha sido para -como no- propósitos de defensa: Sus experimentos eran usados para generar datos para las simulaciones en supercomputadoras que ayudan a mantener la fuerza, efectividad y seguridad de la fuerza nuclear de Estados Unidos. Los Estados Unidos se han abstenido de realizar pruebas reales de armas nucleares durante los últimos 15 años.

Fuentes:
zpinch.sandia.gov
Ciencia Kanija
spanish.china.org.cn

Etiquetado en Tecnología

Comentar este post