La estratégica industria pesquera de la UE

Publicado en por Emma Rodriguez

pesca_industrial_02.jpgLa UE es la mayor superficie marítima del mundo; cuenta con 1.200 puertos, por los que transita cerca del 90% del comercio exterior y del 40% del interior.

La flota mercante de la Unión es la mayor del planeta.

La industria pesquera de la UE es la tercera del mundo y suministra unos 6,9 millones de toneladas de pescado al año.

Nuevo reglamento

El nuevo reglamento comunitario ha entrado en vigor el día uno y sustituye al anterior, que databa de hace quince años. A parte de los controles, que se reforzarán en toda la flota de la Unión, lo más destacado es que se exigirá un certificado de “trazabilidad” de todo el pescado que se comercialice en Europa, incluso del que proceda de terceros países. El objetivo es evitar las capturas ilícitas que representan, a nivel mundial, diez mil millones de euros anuales.


La nueva normativa de la Unión Europea (UE) contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU) sólo permitirá que ingresen en los puertos comunitarios los buques que puedan certificar el origen de sus capturas. Esto implicará el "cierre" efectivo de los puertos de los Estados miembros a la pesca IUU a partir del 1 de enero de 2010.

En este momento, cualquier buque tiene acceso a los puertos comunitarios, salvo que hubiera una causa “justificada y demostrada”.


Otro aspecto importante del nuevo reglamento es que si un país tercero no cumple la legislación sobre pesca ilegal, podrá ser incluido por la UE en la “lista de países no cooperantes”, lo que impedirá que sus embarcaciones entren en puertos europeos, y sus mercancías, en el mercado comunitario.
Hasta el momento, 64 naciones cuyas importaciones al mercado europ
eo representan el 84% del total, se han visto beneficiadas con las ayudas comunitarias para completar el proceso.

 

También se incrementarán los controles por satélite y los barcos más grandes deberán realizar declaraciones de sus capturas, en tiempo real, mediante un diario de a bordo electrónico.

Entre las novedades consta un carné por puntos para los pescadores que prevé la retirada de la licencia de pesca tras varias faltas graves.


Las sanciones también se aplicarán a nivel nacional si un país no respeta, por ejemplo, las cuotas anuales de pesca que se le han adjudicado.


Protección vs Capturas


La pesca europea se basa en la actualidad en la captura de peces antes de que puedan reproducirse; este es el caso, por ejemplo, del 93 % del bacalao que se captura en el Mar del Norte. Este panorama global registra considerables variaciones en función de las distintas regiones marinas y especies. Aún así, las actividades pesqueras europeas están [erosionando] sus propios fundamentos ecológicos y económicos.

Los resultados de los estudios científicos y las capturas realizadas han disparado la alarma. Mientras los políticos deciden en Bruselas las medidas que se deben tomar, muchas familias que dependen de la anchoa viven en la incertidumbre. Y no es la única especie en peligro. El atún rojo, la merluza o el bacalao pueden seguir el mismo camino. Los pescadores hablan ya de reconversión silenciosa.

La anchoa no ha sido la primera ni será la última especie que sufra el cierre drástico de su pesquería. La captura de bacalao de Terranova y del mar Céltico se prohibió en 1992 y el Consejo de Ministros europeo también decretó, hace años, un cierre para el arenque en el mar del Norte. Cuesta creer que un recurso que todos creían inagotable esté pasando hoy por sus horas más bajas.


La necesidad de la conservación de poblaciones de pescado a causa del peligro de desaparición de numerosas especies de las que somos tradicionalmente consumidores y la necesidad del control para la reducción, obligó a a Unión Europea a crear en los últimos 20 años diversos mecanismos normativos bajo el paragüas de los tratados de la ONU para reducir esta depredación. Han apostando cada vez más en las Organizaciones Regionales de Pesca ([ORPs]), haciendo una clara y obligada apuesta por la pesca sostenible y, por lo tanto, de conservación de estas especies.

 

La dependencia de las importaciones


Increíblemente, aún siendo potencia pesquera, la UE se vienen denunciando un paradójico crecimiento de las importaciones cara los países de la UE debido a la creciente demanda y la decreciente extracción del pescado, y esto es destacable inclusive para el caso de España. No obstante, este hecho, sí bien preocupa, no está en desacuerdo con los principios de la economía mundial que si proclaman en los tratados de la Unión.

Sólo en la región marítima pesquera del Océano Índico se incrementaron las capturas de la flota de la UE (95 % de España y Francia en el período que va de 1990 hasta 2004). No obstante, en el resto de fuentes pesqueras del mundo, inclusive los tradicionales caladeros, [diminuiu] la extracción del pescado por parte de los países de la Unión en claro [favorecemento] de Noruega y terceros estados que comienzan su época en las capturas internacionales o [simplesmente] ya no conceden licencias para faenar en sus Zonas Económicas Exclusivas para explotarlas ellos mismos. Aunque preocupante, todo es lícito y legítimo ante la normativa internacional.

 

Fuentes:
Portal de la Union Europea
euronews.es
IGADI
FIS.com

Etiquetado en Recursos y Geoestrategia

Comentar este post