Inmobiliarias Extraterrestres

Publicado en por Pepola

lunaEs asombroso lo que hacen algunas personas para ganar dinero, además de una forma podríamos llamar "curiosa" como mínimo -por no decir abiertamente fraudulenta-.

Hablo de la venta de las parcelas en la Luna y otros planetas.

 

El Tratado del Espacio Ultraterrestre de la ONU, firmado en 1967 por 90 países, entre ellos Estados Unidos y Rusia -y España que lo ratificó en 1968-, prohíbe registrar como propio o comprar objetos más allá de la Tierra.

 

Cualquier compra, por lo tanto, sería contraria al derecho internacional.

A pesar de que la legislación vigente impide la compra-venta de propiedades fuera de nuestro planeta, en Internet proliferan las empresas que se dedican a vender parcelas lunares a los incautos.


Por ejemplo Tierra lunar (versión en español de The Lunar Registry), Moon Estates (4000 m2 por unos 25 euros) o Lunar Embassy.

Aunque parezca increíble, Lunar Embassy supera los 50 millones de dólares en ventas de parcelas. Es uno de los timos que gozan de mejor salud en la red -seguido muy de cerca por el timo de las empresas que se dedican a poner tu nombre a una estrella-.


En su lista de ilustres compradores figuran Jimmy Carter y Ronald Reagan, actores, príncipes, una treintena de trabajadores de la NASA y anónimos particulares.


Un vacío legal hace posible "vender" parcelas extraterrestres


Cuando se iniciaron los primeros pasos hacia el espacio, las Naciones Unidas hicieron una ley en el año 1967 con el nombre “Outer Space Treaty”, la cual da a entender que ningún gobierno puede beneficiarse de parcelas o territorios en ningún planeta.

El “Outer Space Treaty” únicamente habla de gobiernos – no de empresas ni personas privadas. En el año 1980 Dennis Hope de Estados Unidos descubrió este interesante vacío en la ley y lo aprovechó. Además de esta ley, le ayudó otra ley del tiempo de los pioneros americanos, que dice que quien se beneficie de un territorio debe inscribirse en el registro catastral, si durante ocho años nadie reclama el terreno, este será propiedad del suscriptor.

Entonces lo que hizo Hope, fue ir al registro catastral de San Francisco e inscribió la Luna.
Aparte mandó una carta a las Naciones Unidas y a la Unión Soviética informándoles de sus intenciones... así nació su empresa Lunar Embassy.

Ocho años después nadie reclamó, por aquel entonces Dennis Hope es la única persona del mundo que pretendió la propiedad de la Luna.

Como hoy en día aún existe este vacío en la ley, Hope también se adueño de Marte y de Venus.

Además como presidente del Gobierno Galáctico, al ser propietario de los demás planetas del sistema solar, luego de que nadie de la ONU, EEUU o Rusia reclamara por un informe que él les había enviado. Por último el Instituto Internacional de Derecho Espacial (IISL) esta trabajando para la ONU en un documento que declararía nula toda posible propiedad más allá de la tierra.

 

Virgiliu Pop, investigador de la Universidad de Glasgow y del Instituto Internacional de Ley Espacial sostiene que aunque la ley reconociera la propiedad privada del espacio Hope no sería dueño de la Luna.

«Él sólo afirmó que la poseía, como si alguien sostiene que es Dios o el rey del mundo», dice. En 2001, Pop inscribió el Sol a su nombre: «Lo hice para mostrar cuán ridículo es decir que es mío porque yo lo digo. Si alguien sostiene que la Luna es suya creo que debería pagarme por la luz que recibe de mi propiedad».

Ajeno a polémicas, Hope ha extendido su emporio y ya cuenta con delegaciones en una veintena de países: Francia, Japón, Suecia, Gran Bretaña, Bulgaria, Alemania... Y el negocio ha llegado a España a través de Palma de Mallorca, donde ya opera un agente lunar.

La pretensión de Hope es que si algún viajero futuro llega a la Luna rinda cuentas a la comunidad de propietarios.


Asi que cuidado en regalar o invertir en algún terreno de la Luna, ya que puede que lo único que conserven sea un documento similar a un poster que diga que algún día pudiste tener un pedacito de Luna... aunque con por el precio que tienen es para muchos un riesgo... aún más si como dice la empresa Lunar Registry, la Luna comienza a colonizarse el 2015, o sea en menos de 5 años.


Fuentes:

Agente Lunar

Etiquetado en Derecho Internacional

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Sergio 10/31/2015 17:50

Lunar embasy is a fraud period. I bought seven acres on the moon and got six, i also bought a special note that is a service that you offer and i never got it so i wrote to you years ago and you pigs were so rude that never replied. If I could sue your ass I would ASAP. Lunar embasy is a fraud all over facebook and the internet people are getting to know the ral truth about you pigs. Your website says that you are not a fraud but you sure are because your statements contradict themselves so nasty that you sell yourselves out. Bastards. You claim you sell real land then there is the small print that says novelty gifts, what a fraud for real. Pigs.