Inglaterra y la Economía

Publicado en por Emma Rodriguez

gran-bretana.jpgSi algo se puede decir de los ingleses es que miran el mundo a través de una lupa económica.

A lo largo de su historia hay muchos casos de esto: desde la creación de la Compañía de las Indias Orientales, compañía de inversores creada en 1600 con la intención de garantizarle los privilegios del comercio en la India hasta la Mancominidad de Naciones, una organización internacional fundada como Commonwealth (que lliteralmente significa riqueza común) en las décadas de 1920 y 1930, de países que comparten lazos históricos con el Reino Unido.

Lo que ya no es tan conocido es su papel en la Guerra de Sucesión americana.
Se puede leer en muchos libros que Inglaterra prohibió la trata de esclavos a través del Atlántico a comienzos del siglo XIX pero no dicen porqué.
No fué porque a los ingleses les entrase la fiebre humanitaria... detrás de esta decisión estaba, como no, el dinero.

En Estados Unidos la producción de algodón y tabaco desarrolló un gran auge en el siglo XVIII, en parte gracias al desarrollo textil industrial de Inglaterra. Las plantaciones de algodón pertenecían a grandes propietarios que hacían trabajar en ellas a esclavos traídos de África. Fueron estos grandes propietarios los que se movilizaron revelados contra Inglaterra.

Entre los plantadores del Sur (esclavistas) y los Industriales del Norteste de EEUU (empleaban inmigrantes recién llegados de Europa) surgieron divergencias de intereses: los del sur quería exportar libremente su algodón y para ello habían aceptado las fórmulas económicas inglesas de librecambismo; mientras que la industria del Noreste pretendía establecer barreras aduaneras que protegieran sus producciones de la competencia industrial inglesa.... como imaginareis, en los estados del Noreste la campaña contra la esclavitud cobró vital importancia.
Todos sabemos que pasó después, el resultado fué una terrible guerra civil.

La Raíz del Euroescepticismo Británico

Los británicos tienen una idea ante todo comercial de la Unión Europea.

La voluntad que animaba a los dirigentes británicos a mantener relaciones privilegiadas con Estados Unidos y la Commonwelth, hizo que, al acabar la Segunda Guerra Mundial, no participaran en las negociaciones entre franceses, holandeses, alemanes, italianos y belgas que conducían a la unificación europea.

Cuando entraron a formar parte de la Comunidad Económica Europea, lo hicieron con la condición de no reducir sus relaciones especiales con los países de la Commonwelth -lo que llevó a Francia a vetar la entrada de Gran Bretaña en 1963-.

Para competir con la Comunidad Europea, los dirigentes británicos trataron de desarrollar en 1959, junto a otros estados europeos (Austria, Dinamarca, Noruega, Portugal, Suiza y Suecia), una organización comercial paralela: la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA)... pero no consiguió rivalizar con la Comunidad Económica Europea, y Reino Unido volvió a solcitar su ingreso en 1972.

Mientras en Francia y Alemania anhelaban la unificación económica se convirtiera en una entidad política, Gran Bretaña trató de frenar en lo posible esta movimiento -aunque sin apartarse de él porque esto tendría consecuencias económicas desastrosas-.

La diplomacia británica fué favorable a la ampliación rápida de la Europa de los 15 y luego a los 25 miembros, pues consideraba que cuanto mayor número de estados más difícil sería alcanzar un conjunto político coherente.

Así la Europa de los 27 -y pronto de más miembros- corre el riesgo de convertirse en la nueva zona de libre comercio soñada por los británicos en 1959.

Por otra parte los ingleses se niegan a adoptar el Euro. Se sienten muy apegados a su libra esterlina, que es una moneda muy sólida en el plano internacional pero cuya importancia como divisa de referencia palidece ante el Dólar o el Euro pero contribuye al poder financiero de Londres como plaza bursátil mundial pues controla una parte de los beneficios petroleros de Oriente Próximo.

Fuente:
"Geopolítica. La larga historia del presente" de Yves Lacoste.

Etiquetado en Economía

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post