Fantasmas

Publicado en por Pepola

http://www.revistagamer.com/wp-content/uploads/2009/05/113313-ghostbuster-logo_jpeg_v4_flat.jpgPuede que no lo sepas pero hay una explicación científica para las apariciones, fantasmas o casas encantadas.

Y no es porque tu mente te haya jugado una mala pasada.

¿Has oído sonidos extraños, has visto imágenes fantasmales, sentido una presencia en la sala o un inexplicable y súbito miedo?

Tal vez sólo sea por causa de los infrasonidos.

Las frecuencias audibles por los seres humanos se encuentran entre 20 Hz - 20 kHz. 

Infrasonido es un sonido inferior a 20 Hz (Hertz), por debajo del límite de audición humana.

Sin embargo, cuando las ondas sinusoidales puras se reproducen (en condiciones ideales y con el volumen muy alto), un oyente humano será capaz de identificar los tonos tan bajos como 12 Hz. Por debajo de 10 Hz es posible percibir los ciclos individuales del sonido, junto con una sensación de presión en los tímpanos.

El infrasonido puede ser producido por muchos fenómenos diferentes, como las tormentas, fuertes vientos estacionales, los patrones del clima y algunos tipos de terremotos. Animales como los elefantes o las ballenas también utilizan infrasonidos para comunicarse en distancias largas o como defensa contra las amenazas.

Los infrasonidos causan sentimientos de temor o miedo en los seres humanos. Dado que no es percibido conscientemente, puede hacer que la gente sienta presencias sobrenaturales. Este efecto es bien conocido entre los productores de cine; algunas bandas sonoras de películas utilizan infrasonidos para producir malestar o desorientación en el público.

La investigación realizada por el ingeniero Vic Tandy sugiere que una señal de 19 Hz puede ser responsable de algunos avistamientos de fantasmas. Una noche, Tandy estaba trabajando solo en un laboratorio supuestamente embrujado en Warwick. De pronto le asaltaron extraños sentimientos. Estaba muy ansioso y atemorizado y pudo ver una mancha gris fantasmagórica por el rabillo del ojo. Cuando Tandy se volvió para mirar la mancha gris, no había nada.

Aterrorizado, se fue directamente a casa.

Al día siguiente, Vic Tandy, aficionado a la esgrima, había llevado su espada al laboratorio; no para protegerse de los fantasmas, sólo para ajustar el mango para una competición. Cuando terminó, hizo unos mandobles de espadachín arriba y abajo para probar, puso la hoja hacia abajo en un banco de trabajo y se fue a buscar un poco de aceite. Cuando regresó se dio cuenta que la hoja estaba vibrando y tuvo la misma sensación de desasosiego que había experimentado la noche anterior.

Intrigado por todo esto, las investigaciones de Tandy le llevaron a descubrir que el extractor de humos del laboratorio emitía una frecuencia de 18,98 Hz, muy cerca de la frecuencia de resonancia del ojo humano. Esas vibraciones causaban una onda de sonido que fue rebotando entre las paredes del laboratorio y alcanzó un pico de intensidad en el centro de la habitación, justo donde él estaba la noche anterior. Estas ondas también producen visión borrosa, ya que están muy cerca de los 18 Hz, que es la frecuencia de resonancia (vibración) del globo ocular.

Cuando apagó el estractor de humos, la onda de sonido desapareció. Y con ella, sus miedos.

La investigación de Tandy condujo a la eliminación de muchas dudas acerca de las casas encantadas... así que no le hizo falta llamar a los cazafantasmas :)

Las frecuencias bajas pueden afectar a los seres humanos, al igual que lo hacen con los animales, y de diversas maneras: causando malestar, mareo, hiperventilación y miedo, pudiendo dar lugar incluso a ataques de pánico.

Como nota final podemos añadir que estos infrasonidos se han utilizado como arma de guerra para infundir miedo en el enemigo.

Fuentes:
http://geeknizer.com/secrets-of-infrasound-below-20hz/

Etiquetado en Misterios Resueltos

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

kaljupainen 11/15/2011 14:30



El otro sábado en el canal de Nathional Geographic emitieron un documental acerca de una supuesta penitenciaría en EEUU encantada y precisamente una de las explicaciones que daban a esos
supuestos fenómenos era la interacción de los infrasonidos con el ojo humano y los huesos internos del oído... ¿será esa la causa de mi astrafobia? :-P