¿Yemen es una amenaza?

Publicado en por Emma Rodriguez

yemen.gifPara responder a esta pregunta veamos cual es la situación actual de este país y los múltiples (y graves) problemas internos que tiene.


Yemen tiene una renta per cápita de poco más de 1 euro al día. Es el país más pobre del orbe musulmán... sin embargo, es el país más armado del mundo: 23 millones de habitantes y 65 millones de ametralladoras. La explicación para esto hay que buscarla a finales de los años 70, cuando desde EEUU se decidió armar a los grupos de guerrilleros árabes yemeníes que iban a luchar para expulsar a los rusos de Afganistán. La reunificación llegó en 1990 convirtiendo esta zona geoestratégica -el golfo de Adén que es la principal ruta marítima de petróleo del planeta- en un polvorín.

 

El presidente del Yemen, Ali Abdulá Salé, ha vinculado el país con Al Qaeda e Irán... aunque jamás se ha mostrado una evidencia para sostener esas acusaciones que ahora ha propagado a los 4 vientos la Casa Blanca... lo que apenas se menciona en ningún medio es que esta región -separatista- ha sido atacada por el propio Gobierno Central y Arabia Saudí; los muertos civiles se cuentan por miles.

La República de Yemen está culturalmente dividida en dos: El sur del país, con capital en Adén, fue colonia británica (el Protectorado de Adén), con lo cuál siempre ha estado más abierto a las influencias extranjeras; de hecho, durante casi veinticinco años, llegó a ser el único país árabe y comunista.
El Yemen del norte, a su vez, era la parte más lejana y remota del Imperio otomano, y, como tal, no tenía un gobierno propiamente dicho, sino un conglomerado de tribus. El norte, más grande y poblado, siempre ha ambicionado controlar Adén y su rico comercio, y cuándo en 1990 el sur perdieron los soviéticos, la anexión fue un hecho incontestable, con lo que Yemen pasó a ser de un conglomerado de tribus a un conglomerado de tribus un 50% más grande.

 

Son tales los problemas del país que, como señala Owen Bennet-Jones, corresponsal de la BBC en Yemen, los funcionarios del gobierno dicen en forma clara que "al-Qaeda es el menor".

El analista político y columnista Abdul Ghani al-Irayani concuerda: "En mi opinión, al-Qaeda es problema de otros, no nuestro".


Y es que el país tiene problemas por todas las esquinas. En el norte, sufre los resabios de una disputa civil mientras que el sur exige la independencia.


Desde hace cinco años el gobierno combate a rebeldes en el norte, pertenecientes a la secta zaidi, una rama chiita del islam en un país de mayoría sunita. El conflicto ha adquirido una dimensión regional. Las autoridades yemeníes acusan a Irán de apoyar a los rebeldes, mientras que los rebeldes acusan a Arabia Saudita de apoyar al gobierno de Yemen.


"Me temo que tendremos insurgencia militar en el sur y tendremos personas con chalecos explosivos atacando edificios gubernamentales. Eso está próximo a suceder ahora. Y si el gobierno no actúa pronto para satisfacer las necesidades legítimas de la población sureña, entraremos en una guerra civil" señala Abdul Ghani al-Irayani, analista político y columista.


Bennet-Jones explica que los motivos por los cuales pelean los rebeldes en el norte no son claros. Algunos buscan establecer un emirato islámico. Pero la mayoría son líderes tribales que demandan carreteras y escuelas.


En el sur, cada pocos días, miles de personas protestan armadas para que se deje atrás la reunificación con el norte, que tuvo lugar en 1990.

La situación está tan mal, dice al-Irayani, que "si el gobierno no actúa pronto para satisfacer las necesidades legítimas de la población sureña, entraremos en una guerra civil".

 

Y en medio de los problemas de seguridad, al país se le están agotando dos recursos vitales: petróleo y agua.

Según estimaciones, la capital, San'a, podría quedarse sin agua en 15 años. Con respecto al petróleo, además de que las ganancias se han reducido un 75% y la producción ha decrecido. El presupuesto del Estado depende, como ya habreis imaginado, en gran medida del petróleo.


Fuentes:

BBC Mundo

New York Times

Etiquetado en Recursos y Geoestrategia

Comentar este post