El mercado de bonos

Publicado en por Pepola

inversion-en-bonos.gifTras la creación del crédito por parte de los bancos, el nacimiento del bono fué la segunda gran revolución en la historia del dinero.

Los gobiernos (mediante bonos del Estado) y las grandes empresas (mediante bonos Corporativos) emiten bonos como una manera de tomar dinero prestado de un abanico más amplio de personas e instituciones que en el caso de que acudieran únicamente los bancos.

Según la ley del Mercado de Valores , los Bonos -también llamados empréstitos- son valores de deuda (pública) emitidos a plazos superiores a un año. 
Por deuda pública se entiende al conjunto de deudas que mantiene un Estado,
frente a los particulares u otro país. Es una forma de obtener dinero materializada normalmente mediante emisiones de títulos de valores.
En España tenemos 3 tipos de deuda pública:
Los Bonos del Estado, las Letras del Tesoro y las Obligaciones del Estado.

Como nació el mercado de bonos

La respuesta se adivina en el horizonte; fué debido a la guerra. Ya lo decía el filósofo griego Heráclito "La guerra es la madre de todas las cosas"
.
Todo comenzó en la ciudad de Venecia.
En el siglo XII había desarrollado un sistema de deuda pública.

Durante gran parte de los siglo XIV y XV las ciudades-estado medievales de la Toscana (Florencia, Pisa y Siena) estaban en guerra entre sí. En vez de reclutar a sus propios ciudadanos para esta guerra encargaron el trabajo a mercenarios... y eran caros. La ciudad de Florencia no podía pagar esos enormes costes asi que se vieron en la obligación de pedir créditos enormes (en el siglo XV constituían el 70% de los ingresos de las ciudades)... pero ¿a quien pedirlos?

La respuesta es a sí mismos.
En lugar de pagar una contribución territorial, los ciudadanos más ricos se vieron obligados a prestar dinero a su propio gobierno municipal. A cambio de esos préstamos forzosos recibían intereses.
Un rasgo crucial era que tales préstamos podían venderse a otros en el caso de necesitar dinero en efectivo... en la práctica esto llevó a que la ciudad de Florencia convirtió a sus propios ciudadanos en sus principales inversores.


Una de las razones por las que este sistema funcionó muy bien fué debido a que unas pocas familias ricas controlaban también el el gobierno de la ciudad (y, por tanto, sus finanzas). Estas estructura oligárquica proporcionó un firme fundamento político al mercado de bonos.



bonos.jpgDesde sus modestos comienzos en las ciudades-estado del norte de Italia, hace unos 800 años, el mercado de bonos ha crecido hasta alcanzar un tamaño inmenso.
Hoy, el valor total de los bonos negociados en el ámbito internacional ronda 18 billones de dólares. El valor de los bonos en el ámbito nacional, por ejemplo los bonos japoneses, alcanza la asombrosa cifra de 50 billones de dólares.

El endeudamiento es un instrumento de la política monetaria y fiscal de los Estados. Gracias a la compraventa de títulos de deuda pública, un Estado puede aumentar o reducir la cantidad de dinero en circulación:

  • Si hay inflación, sobra dinero en el mercado. El Estado puede vender deuda pública (cambiar títulos por dinero), para así reducir la cantidad de dinero en circulación.
  • Si hay deflación, el Estado puede comprar los títulos de deuda pública (dar dinero a cambio de ellos) para aportar más dinero al mercado.
Todos, nos guste o no, nos vemos afectados por el mercado de bonos en dos importantes aspectos:

-Una gran parte del dinero que ahorramos para nuestra vejez acaba siendo invertido en el mercado de bonos.

-Debido a su enorme tamaño, y a que se considera que los grandes gobiernos son los prestatarios más fiables, es el mercado de bonos el que establece los tipos de interés a largo plazo para la economía en su conjunto.


En la Unión Europea, dado que la política monetaria se ha cedido al Banco Central Europeo, los Estados tienen límites en la cantidad de deuda pública que pueden emitir, ya que sería una forma de interferir en la política monetaria común.


Desde un punto de vista político, el mercado de bonos es poderoso debido en parte a que diariamente juzga la credibilidad de todas la políticas fiscales y monetarias de un gobierno... pero su verdadero poder reside en su capacidad de castigar a ese gobierno elevando los costes de sus bonos. Incluso una variación al alza de medio punto porcentual puede dañar a un gobierno que ya tenga déficit.


¿Vender o comprar deuda pública española hoy?

Lo que hay que hacer, según Goldman Sachs, Deutsche Bank, Credit Suisse o Citigroup es adquirir un seguro para protegerse del riesgo de impago de nuestro país. España está en recesión, tiene una burbuja inmobiliaria que no termina de desinflarse y un déficit público elevado. Conclusión: no somos de fiar.

Si a principios de año nos hubieran dicho que una de las mejores inversiones para 2010 sería la compra de seguros para protegernos del riesgo de impago de la deuda pública española, muchos se habrían echado a reír. Eso, dirían, solo le puede suceder hoy en día a Grecia en el seno de la Unión Europea. Pero estamos equivocados, según Goldman Sachs. La entidad recomienda la compra de los conocidos como CDS sobre los bonos a cinco años de España, cuyo coste anual es en la actualidad del 1,26 por ciento. Es decir, por cada millón de euros debe invertir 12.600 de euros anuales para protegerse del impago.


Una recomendación de este tipo es una mala noticia, sobre todo cuando el Tesoro español tiene previsto emitir deuda por más de 200.000 millones de euros este año. Si sube el precio de los seguros, se incrementa la rentabilidad que piden los inversores para comprar bonos. Y si así fuera, emitir deuda nos costaría más de 2.000 millones anuales.


Fuentes.
"El triunfo del dinero" de Niall Ferguson
Intereconomía.com

Etiquetado en Economía

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post