El fenómeno del lago explosivo

Publicado en por Pepola

lago_nyos_01.jpgEl fenómeno del lago explosivo -o erupcion límnica- son uno de los desastres naturales más extraños de los que tengamos conocimiento, del cual sólo se tiene constancia histórica en dos ocasiones en Camerún:

en el lago Monoun el 15 de agosto de 1984 y en el lago Nyos en 1986. 

Al tratarse de un hecho volcánico raro, es difícil determinar si ha habido erupciones límnicas en otras partes.


Para que haya una erupción límnica, un lago debe ser saturado de gas procedente de un volcán. Bajo el lago se produce una sobrecarga de CO2. Un terremoto, un derrumbamiento o una erupción volcánica, produce la liberación de la bolsa de gas, que sale a la superficie en forma de burbujas. Al salir al exterior forma una nube de gas C02.
El dióxido de carbono erupciona súbitamente de las profundidades de un lago, asfixiando a la fauna, al ganado y a los seres humanos y desplaza el agua formando un Tsunami.

Los científicos han determinado recientemente que las erupciones límnicas y las erupciones volcánicas, están indirectamente relacionadas pero son distintos tipos de desastres naturales.

Algunas de las características de las erupciones límnicas en los lagos son las siguientes:
  • Altas concentraciones de CO2 en el agua.
  • Cercanía del lago a un volcán y/o actividad volcánica
  • Saturación de gas en el lago
Además debe ser un lago muy profundo, estable, tropical y volcánico y debe ser un lago meromíctico, es decir, que tenga dos capas de agua que no se mezclan.

Debido a estas características especiales
sólo hay tres lagos en el mundo que tienen esta característica:
el Lago Nyos en Camerún, el Lago Mono en California y el Lago Kivu entre Ruanda y la República Democrática del Congo.

El dióxido de carbono es un gas 1,5 veces más pesado que el aire, no se eleva y se mantiene concentrado a baja altura, de ahí su peligro.

1986, Lago Nyos

02804ZGGEC.jpgEl Lago Nyos, situado a una altura de 3.011 metros sobre el nivel del mar, tiene unos 1.800 metros de ancho y una profundidad de 200 metros.

El 22 de agosto, sin previo aviso, el lago explotó, el gas se disparó a un par de cientos de metros en el aire y una nube de CO2 comenzó a bajar por la ladera a una velocidad de 50 km/h, que al ser más pesado que el oxigeno lo desplazó hacia arriba, asfixiando a todo ser vivo que encontraba a su paso.

Desde 1990, un grupo de científicos franceses ha trabajado para desgasificar el lago, instalando una serie de tuberías a fin de prevenir las formaciones de dióxido de carbono.


Testigos presenciales contaron que habían escuchado una explosión, a continuación un olor extraño inundó la zona y la gente se comenzó a desplomar en el suelo.

Toda esta zona se encuentra en un lugar remoto de Camerún, por lo que los equipos médicos tardaron dos días en llegar, encontrándose una catástrofe mucho mayor de lo que hubieran podido imaginar: durante la noche del 22 de agosto, algo había matado a 1.800 personas y más de 5.000 animales en un radio de 32 kilómetros. 

 

Fuentes:

my-drawers.com

wikipedia

Comentar este post