El Euro

Publicado en por Emma Rodriguez

numisnati Euro banknotesLa segunda moneda más utilizada en el mundo fue presentada oficialmente en 2002. 
Hoy, es de uso diario por parte de unos 327 millones de europeos.


El símbolo del euro (), desarrollado por la Comisión Europea, se inspira en la letra épsilon (ε) del alfabeto griego. Se escogió este símbolo como referencia a la inicial de Europa, E. Las dos líneas paralelas hacen referencia a la estabilidad dentro del área euro.

El euro, utilizado principalmente por los miembros de la Unión Europea, también es utilizado por millones de personas de otros continentes. En la actualidad hay 23 países que utilizan directamente las monedas vinculadas al euro.
Detrás del dólar de EE.UU., el euro se ha convertido en la segunda moneda de reserva más grande y el euro también tiene el mayor valor en circulación que cualquier otra moneda.


Se le llama "Eurozona" (o zona euro) al conjunto de los países que han adoptado la moneda única, más Andorra, Mónaco, San Marino y el Vaticano, que han decidido usar el euro. Territorios de ultramar de algunos de los países de la Eurozona, como Guayana Francesa, Reunión, San Pedro y Miquelón y Martinica también usan el euro.

También en algunos países que no pertenecen a la Unión Europea circula el euros, como por ejemplo en Mónaco, Andorra, San Marino y el Vaticano. Dado que estos países son demasiado pequeños para tener una moneda propia, se les concedió un estatus especial. Antes utilizaban las monedas de Francia, España e Italia.


Desde diciembre de 2002, Corea del Norte cambió del dólar como su moneda oficial para todas sus transacciones internacionales al euro. Desde entonces el euro también ha reemplazado al dólar en gran parte del mercado negro y en locales donde el dólar se usaba previamente. Igualmente China y Rusia han transferido gran parte de sus reservas de divisas del dólar al euro.


En total, el euro es la moneda oficial de 31 estados y territorios.

También, 27 estados y territorios que tienen una moneda nacional están ligadas al euro incluyendo 16 países de África occidental como Senegal y Camerún, 3 territorios de ultramar incluyendo la Polinesia Francesa y Nueva Caledonia, 2 islas africanas donde la moneda estaba antes ligada a la moneda francesa o portuguesa, 3 países previamente comunistas cuya moneda estaba ligada a la alemana incluyendo la Antigua República Yugoslava de Macedonia. Marruecos, Dinamarca, Estonia y Hungría también tienen una moneda ligada al euro.


Con cerca de 500 millones de personas en todo el mundo que utilizan el euro, su uso y su uso creciente ayudarán a dar forma a nuestro futuro y esperamos que nos llevan a una etapa de estabilidad macroeconómica.

Aunque sus efectos sobre la estabilidad económica han sido claramente positivos, el papel del euro como moneda de peso internacional no ha llegado a ser tan importante como algunos esperaban.

Existen consideraciones económicas y políticas que reducen las posibilidades de que el euro sustituya al dólar como moneda de referencia. Por un lado, gran parte del ahorro de los países emergentes está invertido en activos americanos, sobre todo en deuda pública. Una depreciación del dólar les supondría una pérdida de capital importante, que no están dispuestos a aceptar. Por otro, el crecimiento potencial de EE UU previsto para la próxima década es mayor que el de los países de la zona euro.

La menor flexibilidad de la economía europea respecto a EE UU es parte de esta explicación, como lo es una mayor capacidad para invertir en innovación y desarrollo y, sobre todo, de aprovechar más esa inversión. El estancamiento de la población en Europa tampoco juega a favor. Así, el mayor rendimiento de las inversiones en EE UU provoca la atracción de capitales que apoyan a su moneda.


Fuentes:
fp-es.org

Etiquetado en Economía

Comentar este post