Ciudades secretas rusas

Publicado en por Emma Rodriguez

normal_Rusas.jpgTras la desintegración de la URSS se hizo pública oficialmente la existencia de una serie de ciudades secretas que, al amparo de la nueva Constitución de la Federación Rusa (1992), se agruparon bajo un nuevo estatus, que les confería independencia política local, si bien sus instalaciones quedaban sometidas al control federal.

En respuesta al enorme desafío de Oriente-Occidente se desarrolló la carrera de armamentística. Stalin decidió la creación de docenas de centros de investigación y desarrollo en la URSS. Muchas de estas ciudades fueron construidas por mano de obra esclava de los gulag.

Las ciudades secretas (o cerradas) fueron creadas a partir de fines de la década de 1940 bajo el nombre eufemístico de “buzones postales”, en referencia a la costumbre de enviar el correo hacia ellas mediante buzones de correo ubicados en otras ciudades.

Algunos de estos llamados "Naukograds" [Ciencia Ciudades] fueron "Akademgorodok" [Ciudades Académicas] dedicadas a la investigación científica básica.
 
Otros eran ciudades secretas que iban a proporcionar las bases técnicas para la tecnología militar soviética - sputniks, misiles de largo alcance, las ojivas termonucleares de rendimiento extremo-.
Entre los trabajos realizados en esos lugares se encuentran las químicas, biológicas y nucleares de investigación y de fabricación, el enriquecimiento de plutonio, de investigación espacial, y el trabajo de inteligencia militar.


Las había de dos categorías distintas. La primera categoría incluía comunidades que albergaban complejos industriales, militares o científicos que eran considerados sensibles, tales como plantas de fabricación de armas o centros de investigación nuclear.

Ejemplos de ciudades de este tipo eran Perm, un centro de fabricación de tanques de guerra; Gorky, donde fue exiliado el disidente Andrei Sakharov para limitar sus contactos con los extranjeros; y Vladivostok, que es la base de la flota Soviética del Pacífico.

En la segunda categoría se encontraban ciudades en las fronteras (y áreas enteras fronterizas, como por ejemplo el Óblast de Kaliningrado) que se encontraban cerradas a causa de razones de seguridad. Zonas cerradas similares existían en otras partes del bloque soviético; una gran zona a lo largo de la frontera interna alemana y la frontera con Alemania del Este y Checoeslovaquia tenía restricciones similares.


Cualquier persona con un pasaporte extranjero estaba prohibido entrar, y muchos de ellos incluso fuera de los límites de los ciudadanos de Rusia. Esto significó que un gran número de científicos altamente cualificados y los investigadores se concentraron en estas zonas geográficas, el desarrollo de nuevas tecnologías, pero aislados de la comunidad de investigación mundial.


Con la Glasnost y la caída de la Unión Soviética, todas las grandes ciudades se han abierto para la colaboración en materia civil la investigación y el lento proceso de romper las barreras del secreto comenzó.


El secreto de las ciudades eran una expresión natural de la insistencia soviética en secreto, y un estricto control sobre el movimiento interno de la población.
No sólo existen estas ciudades dentro de territorio ruso, también podemos encontrarlas en Kazajastán, Estonia y Ucrania.


Actualmente se conoce de la existencia de 42 complejos de esta categoría en Rusia que engloba a una poblacion total de alrededor de 1.5 millones de personas.
El 75% de estas es administrado por el Ministerio de Defensa, y el 25% restante está bajo administración de la Agencia Federal para la Energía Atomica de Rusia. Y las otras 15 restantes se creen cerradas o desaparecidas , pero sus nombre y localizaciones nunca han sido informadas al público de manera oficial por el gobierno ruso.

Fuentes:
Wikipedia
exteriores.libertaddigital.com

Comentar este post