Centro Nacional de Inteligencia (CNI)

Publicado en por Pepola

cni3.jpgAntes conocido como CSID, el CNI es de muy reciente creación: 6 mayo de 2002. Renacido de sus cenizas, el Centro de Inteligencia español sufrió una severa reforma a raiz de los atentados de 11/M.
Tiene un presupuesto anual de 255 millones de euros -datos del 2009- y en el argot de los espías es conocida como "La Casa".


Su misión principal es facilitar al Presidente del Gobierno y al Gobierno de la Nación las informaciones, análisis, estudios o propuestas que permitan prevenir y evitar cualquier peligro, amenaza o agresión contra la independencia o integridad territorial de España, los intereses nacionales y la estabilidad del Estado de derecho y sus instituciones.

Su lema no oficial: «Si es difícil, está hecho; si es imposible, se hará»

El CNI dependen del ministerio de Defensa y como tal los primeros destinatoarios de las informaciones obtenidas por este organismo son ofrecidas al presidente de Gobierno y a los ministros, especialmente a aquellos de las carteras de Asuntos Exteriores, Defensa e Interior.

Tras los escándalos de otra época, como la vigilancia sobre políticos y periodistas, o el caso destapado de las escuchas ilegales en la sede de HB, el CNI quiere mostrar que se trata de los Servicios Secretos más sometidos al estado de derecho de los países democráticos.
Hay que recordar aquí que a raíz de las leyes que lo configuran emitidas en 2002, cualquier operativo a la búsqueda de información, que requiera saltarse la inviolabilidad de un domicilio o la privacidad de las comunicaciones requiere de un “visto bueno judicial”.


En países vecinos como Alemania o el Reino Unido, los servicios actúan de manera diferente a lo señalado más arriba. Mientras unos funcionan con servicios diferentes para el interior y el exterior (MI5 y MI6 ingleses), otros como Alemania mantienen un servicio secreto independiente en cada “landër”. En España, como decimos, no es así: desde el CNI se entiende que los peligros actuales “no tiene forma de Estados”.

La excesiva dependencia de algunos Servicios Extranjeros es unos de los asuntos más negados desde el Centro Nacional de Inteligencia. El CNI, que se considera referente a nivel mundial en lucha antiterrorista, declara no depender de ningún otro servicio secreto, aunque si admiten excepcionales relaciones con algunos de ellos. Otra de las cualidades de las que presume “La Casa” es de sus fuentes de información en el Norte de África, y en Iberoamerica. Por este motivo afirman que son ellos lo que disponen de información muy valorada por otros servicios “estrellas” como los de Estados Unidos.

Ser un espía español

La mayoría de los espías del CNI trabajan en la sede central (70%). Un 20% lo hace en el resto de España y un 10% en el extranjero. Los datos dejan claro que la principal tarea del CNI es espiar a españoles. Todos los agentes tienen identidades falsas.
En cuanto son elegidos los candidat@s, se investiga a sus familiares, amigos, cuentas bancarias, aficiones y novias/os. Su primer trabajo suele ser infiltrarse en grupos de ultraizquierda o anarquistas, un destino que se considera una «guardería» para un agente.
Cada dos o tres años se les hace una inspección completa sin que él se entere en la que se analizan desde sus costumbres sexuales a su patrimonio. Se vulneran sus derechos constitucionales y se viola su correspondencia y comunicaciones.

Ningún espía español, ni siquiera en un escenario de guerra, tiene «licencia para matar» si no es en defensa propia.
En el CNI hay un 74,25% de hombres y un 25,75% de mujeres. La media de edad de 43,8 años.

¿Cuánto cobra un espía del CNI?
Poco. Por término medio, un agente del CNI cobra un 40% más del sueldo que le correspondería por su graduación en el caso de militares y policías. En el caso de civiles, su sueldo es equiparable al de cualquier funcionario, dependiendo de las categorías.

Los "líos" de los Servicios de Inteligencia españoles

cni1.jpgDecir que la historia de los servicios de inteligencia españoles ha sido una historia de escándalos sería simplificar sus 32 años al servicio de la seguridad del país.
Sin embargo, en estas tres décadas los asuntos turbios de los espías españoles han obligado a dos de sus siete jefes a dimitir. Dos de sus máximos responsables han tenido, incluso, que sentarse en el banquillo aunque finalmente fueran absueltos.


La grabación ilícita de centenares de comunicaciones de teléfono móvil entre 1983 y 1991 a políticos, empresarios, periodistas e, incluso, al propio Rey Don Juan Carlos, sentó a Manglano y al entonces jefe de operaciones del Cesid, el ex coronel Juan Alberto Perote, en el banquillo de los acusados. Fueron condenados en un primer juicio celebrado en 1999 que el Tribunal Constitucional anuló después. En la repetición del proceso, Manglano fue finalmente exculpado de las escuchas ilegales.

Sin embargo, el ex jefe de operaciones del Cesid protagonizó otro de los grandes escándalos del espionaje español de aquella época: el de los 'papeles de Perote'. El ex coronel fue condenado en 1997 a siete años de cárcel por el Tribunal Militar Central por un delito de revelación de secretos. Cuando fue destituido en 1991 se llevó numerosa documentación sobre la guerra sucia del Gobierno de Felipe González contra ETA.
La publicación de esta información destapó la existencia del GAL.


Su actual director es Félix Sanz Roldán, antiguo Jefe del Estado Mayor de la Defensa, que ocupó el cargo el pasado verano cuando el anterior director
Alberto Saiz dimitió de su cargo en medio de una escabrosa polémica -desde dentro del propio CNI y a través de varios medios de comunicación- relacionada con el supuesto uso de dinero público para pagar actividades privadas.
Fuentes:
cni.es
El Confidencial Digital
rtve.es
diariodeleon.es
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

jos 12/03/2010 05:12



Sin contar el caso Arenzana en Pamplona donde un grupo de agentes por motivos personales ante su incompetencia para realizar el trabajo decidieron quemar a la concejala que se infiltro en nabai y
en la comunidad islamica llegando a ganarse la confianza de las mujeres de la zona norte. 


Los agentes Jose Luis ( alias. el memo) carlos ( alias fosforito) David ( el rengo) manu ( el amanulah ) destruyeron la vida de esa persona.  


Vamos a ver cuanto tiempo mas tienen ellos trabajo.