El Carbón

Publicado en por Emma Rodriguez

Siempre se habla de la importancia del petróleo como motor de las sociedades industrializadas, pero hay otro combustible fósil, el carbón, casi relegado al olvido por las noticias, que juega un importante papel. Veamos porqué.

El carbón es el combustible fósil más abundante en el mundo.

El carbón tiene muchos usos importantes: la producción de electricidad, acero, la fabricación de cemento y otros procesos industriales, así como combustible líquido.

Actualmente, provee alrededor del 40% de toda la electricidad del mundo y cerca del 70% del acero dependen del carbón.

 

La posibilidad de un suministro de bajo coste de carbón en los países desarrollados y en los que están en vías de desarrollo ha sido vital par a lograr unos niveles altos de electricación. En China, por ejemplo, 700 millones de personas se han conectado a la red eléctrica durante los últimos 15 años. El país está ahora electricado en 99%, siendo el 77% de esta electricidad producida en centrales eléctricas de combustión de carbón.


Otros usos importantes del carbón son las refinerías de alumina, los fabricantes de papel y las industrias químicas y farmacéuticas.
Se utiliza en la fabricación de productos químicos, como la creosota, la naftalina, el fenol y el benceno.


El carbón también es parte esencial de la producción de productos especializados:

>> Carbono activo: utilizado en ltros de agua y aire, así como en máquinas de diálisis.
>> Fibra de carbono: un material de refuerzo extremadamente resistente y ligera utilizado en
construcción, bicicletas de montaña y raquetas de tenis.
>> Metal de silicio: utilizado para fabricar silicios y silanos, que a su vez se utilizan para la
fabricación de lubricantes, repelentes de agua, resinas, cosméticos, champú y pasta de dientes
.

Comercio

Tanto el tamaño como la diversidad del comercio internacional del carbón son únicos. Los más grandes productores de carbón en el mundo son la República Popular China (1.375 Mt en 1996) y los Estados Unidos de América (878 Mt).

No obstante, el más grande productor no es necesariamente el más grande exportador. Para algunos países, tales como Australia y Colombia, la exportación de carbón es de mayor importancia para la economía nacional que el consumo interno.


Los aspectos sobre seguridad y salud han sido desde hace mucho tiempo una preocupación importante para la industria del carbón. Los avances tecnológicos en la explotación durante este siglo han conducido a mejoras en la productividad y seguridad.

El carbón es un material comparativamente estable y no presenta los problemas de fugas y derrames asociados a otros combustibles fósiles tales como el gas y el petróleo. Alrededor del mundo, el carbón es transportado en barcos, desde grandes cargueros hasta pequeños barcos de cabotaje. Los accidentes que involucran el hundimiento de barcos que transportan carbón son afortunadamente escasos y en ningún caso la carga de carbón es un agente contaminante.

En las dos últimas décadas la demanda de energía en Asia se incrementó en aproximadamente 4.5% por año, en comparación con el 1% experimentado por Norte América y Europa. El aumento del consumo de carbón en Asia ha sido aún más rápido, casi del 5.5% anualmente en los últimos 10 años.

 

El carbón es el combustible fósil más fácilmente disponible en la región. No existe en el futuro previsible ninguna alternativa práctica distinta al carbón, que permita generar la electricidad adicional que requiere la mayor parte de los países en desarrollo para su crecimiento económico y para mejorar sus estándares de vida.


Reservas

Se encuentra sobre todo en el Hemisferio Norte:  América del Norte, Rusia y China, aunque también se encuentra en cantidades considerables en algunas islas del Artico, Europa occidental, India, Africa del Sur, Australia y la zona este de América del Sur.

En Gran Bretaña, que fue el líder mundial en producción de carbón hasta el siglo XX, existen yacimientos en el sur de Escocia, Inglaterra y Gales. En Europa occidental hay importantes depósitos de carbón en toda la región francesa de Alsacia, en Bélgica y en los valles alemanes del Sarre y el Ruhr.

En Centroeuropa hay yacimientos en Polonia, la República Checa y Hungría. El yacimiento de carbón más extenso y valioso de la ex Unión Soviética es el situado en la cuenca de Donets, entre los ríos Dniéper y Don; también se han explotado grandes depósitos de la cuenca carbonera de Kuznetsk, en Siberia occidental. Los yacimientos carboníferos del noroeste de China, que están entre los mayores del mundo, fueron poco explotados hasta el siglo XX.

 

Con el actual ritmo de consumo se calculan reservas de carbón para algo más de 200 años, aunque si se tienen en cuenta las que no son fáciles de explotar en el momento actual, las reservas podrían llegar para otros mil años.

Continuará siendo una importante fuente de energía primaria, en comparación con el gas, el petróleo y los combustibles no fósiles.
Las nuevas tecnologías aseguran su importancia mundial hasta bien entrado el siglo XXI.

Fuentes:
Monografias.com
Tecnun.es

Etiquetado en Recursos y Geoestrategia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post