Bután, el secreto del Himalaya

Publicado en por Emma Rodriguez

Bután es un pequeño país montañoso situado entre China y la India, en las faldas del Himalaya.

El nombre local del país, Druk Yul, significa "la tierra del dragón de truenos" debido a que en las creencias locales los truenos son el sonido de dragones rugientes.

La capital estival es Thimbu y la invernal Punakha.

Tiene una superficie de 47.000 km² y sobre su población... parece ser que no se sabe bien cuanta gente vive en este precioso país. El censo es un asunto controvertido. Según lo declarado actualmente por el gobierno no superaba los 800.000 personas en cambio se estimaba más de 2.000.000 de personas con otros censos. La razón argumentada es el temor a que un país con escasa población no sería admitido en la ONU. Por otro lado, hay quejas de la población de origen nepalí, ya que dicen que la disminución del censo es debido a que no tiene en cuenta a gran parte de la población de este origen.


El Reino de Bután siempre ha estado rodeado de misterio. Históricamente el país se ha mantenido aislado, sin apenas contactos con el exterior hasta los años 1960.

La conservación del medio ambiente forma parte de la política del gobierno y de la tradición popular.
Su aislamiento y su inaccesible geografía ha hecho que Buthán tenga uno de los ecosistemas más inctactos del planeta, con cerca de 550 tipos de plantas, incluidas 300 medicinales. El 65 % de la superficie esta cubierta de bosques. Cerca de 165 especies de animales que existen, incluyen especies muy raras y en peligro de extinción.

La religión forma una gran parte de las tradiciones del país, ya que la mayoría de los festivales lunares se celebran en honor a los dioses. La religión mayoritaria es el budismo, aunque la religión hindú también es seguida por muchos.

El ingreso de visitantes extranjeros al país no fue autorizado hasta la década de los 70. Sin embargo el turismo sigue siendo muy restringido ya que ha de ser obligatoriamente en el marco de viajes organizados y existe una tarifa diaria para los turistas de 200 dólares. Cuenta con unos 7.000 visitantes al año.

Aunque el turismo tiene un peso importante en la economía, aún es limitada la infraestructura, y el grado de apertura del país a los visitantes foráneos. Apenas existen caminos y carreteras en mal estado, no hay sistema ferroviario, y el modo más práctico de desplazarse es en avionetas.


Dado que este país estuvo apartado del mundo globalizado hasta hace menos de 50 años, Bután todavía conserva su cultura y tradiciones más antiguas.

Este pequeño país tibetano situado en el Himalaya ha estrenado democracia hace un año, tras un siglo de monarquía absoluta.

Varias reformas fueron preparando el terreno para la instalación de un régimen democrático, la que se concretó en diciembre de 2006 con la abdicación del rey Jigme Singye Wangchuck en favor de su hijo, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck, quien terminó con la monarquía absoluta en su país.


Ahora Bután se jacta de su democracia, concretada con la realización de las primeras elecciones nacionales en 2008, y de su innovador concepto de desarrollo sobre el que se cimienta el progreso de ese país: Felicidad Interna Bruta (FIB).

El concepto fue acuñado por el Rey en 1972, cuando lanzó la modernización del país y trató de combinar el bienestar material con el espiritual


En 2004 se aplicó una medida aun más excepcional, en Bután está prohibido fumar en cualquier lugar público y la venta de tabaco es ilegal. Buthan es un país sin fumadores por decreto real... y sin duda, un lugar ideal para dejar este mal hábito.

Las elecciones democráticas del pasado año impulsaron al rey a abdicar en favor de su hijo de 28 años. Para hacernos una idea del cambio que se está produciendo, durante los últimos meses se ha permitido la televisión e internet.

La televisión llegó en el año 2000 a este país y su primer periódico, el Bhutan Today, nació en 2008.

Etiquetado en Geografía

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Graciela 12/13/2009 12:12


Mmm... que lugar mas idoneo para vivir!