Alfonso Graña, el gallego que fue rey de los Jíbaros

Publicado en por Emma Rodriguez

grana_y_dos_indios_fm.jpgEs la historia de Alfonso Graña, un emigrante de una pequeña aldea gallega y analfabeto que hizo las Américas y acabó siendo el rey de 5.000 indígenas amazónicos durante 12 años... parece un argumento sacado de una película de Tarzán pero es totalmente verídica.

Alfonso Graña forma parte de ese medio millón de gallegos que emigró a América entre 1880 y 1930. La mayor parte fueron a países como Argentina, Cuba o Brasil, porque muy pocos se atrevieron, como él, a hacer fortuna en las zonas más inexploradas de la Amazonia.


mapaikitos.jpgDurante doce años vivió entre los temidos guerreros ahuaruna y huambisa, las tribus reductoras de cabezas, y ejerció una notable influencia en un territorio tan extenso como media España.

Su contacto con los indígenas fue tan estrecho que se ganó el sobrenombre de 'rey de los jíbaros'.
Este pueblo llegó a considerarle una especie de chamán e incluso confiaban en él para que los llevase a la ciudad a cortarse el pelo, tomar helados o ir al cine.


Nació en 1878 en la pequeña aldea ourensana de Amiudal (Concello de Avión). L
a pobreza y las enfermedades castigaban las comarcas de la montaña gallega, lo que motivó a finales del siglo XIX una emigración masiva a América.

Al principio se ganó la vida como siringueiro -trabajador del caucho- en Brasil y su posterior marcha a la opulenta localidad peruana de Iquitos, que abandonó en 1922 para internarse en el corazón de la Amazonia.

Las tribus jíbaras huambisa y aguaruna del alto Amazonas, conocidas por guerrear sin pausa y reducir las cabezas de sus enemigos, ejecutaban sus órdenes con respeto y cierta reverencia, pues aquel hombre blanco, inmune a las fiebres, al veneno de las tarántulas o a la furia de los rápidos, parecía a veces inmortal.

Gracias a sus viajes entre la ciudad y las tribus, Graña se convirtió en un hábil comerciante que puso en contacto dos mundos: el milenario y ancestral de los indios jíbaros y el de la opulencia cauchera de Iquitos.

Murió en plena selva de cáncer de estómago en 1934 y nunca se localizó su cadáver.


Fuente:
Sendin M. Fernandez. "Alfonso I de la amazonía". Rey de los Jibaros.
Web del autor

Etiquetado en Personajes

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Graciela 01/15/2010 22:56


Que orgullo! los gallegos siempre hemos sido emprendedores... es esa "miseria-morrina-humildad" que llevamos de lastre en nuestros genes historico-socio-culturales la que nos hace aspirar a mas y
ser mejores. Tambien nuestra disponibilidad al trabajo y a "querer hacer las cosas bien" para que quede claro que ahi anduvo un gallego en medio...


Emma Rodriguez 01/15/2010 22:59


Jejeje que razón tienes.
Ea, ahí queda eso :P