Absenta, la "musa" del movimiento bohemio

Publicado en por Pepola

lafeeverte.jpgUn ansia desconocida de libertad y una reivindicación del individualismo por encima de otros valores recorrió Europa.

En el segundo tercio del siglo XIX, hubo lo que se llamó la cultura bohemia, que era el espíritu independiente y anticonvencional que marcó  el nacimiento de una nueva corriente de pensamiento sobre todo en Francia.


El movimiento bohemio se refiere a
la cultura de los gitanos llegados desde la región de Bohemia, en la actual República Checa.

Se trata de una forma de vida desordenada, más o menos disoluta, propia de personas asociales o marginales y con frecuencia cercanas al mundo del arte y de la literatura.
El artista bohemio es lo que hoy podríamos considerar el autor de culto.

Entre la miseria, la decadencia y la más exquisita elegancia querían construir un mundo más cerca de lo artístico y lo excepcional.

Los lugares de encuentro de los bohemos solían ser los cafés, donde se reunían y se discutían las tendencias, las ideas, la política o cualquier área del pensamiento y la cultura... con un buen trago de absenta... el Hada Verde.


"El Hada Verde" fue la musa de muchos de los artistas de la bohemia parisina:
Rimbaud, Verlaine, Van Gogh, Baudelaire, Lautrec, Manet, Picasso, Victor Hugo e incluso Oscar Wilde utilizaron la absenta de modo frecuente por sus estímulos creativos.


La absenta se hizo especialmente popular a mediados del siglo XIX y se asoció a la imagen del movimiento bohemio (al igual que el ácido en la época hippie).
Fue considerada a principios del siglo XX como la bebida nacional de Francia. De hecho, se consumían millones de litros por aquella época y se llegó a desplazar el consumo del vino.


A finales del siglo 19, filoxera -
insecto parásito de la vid- había destruido dos terceras partes de los viñedos en el continente de Europa. El precio del vino se disparó y pronto fue escasa.
La clase media "la burguesía" de los artesanos y comerciantes en buscaron una alternativa más barata. La absenta ya estaba creciendo en popularidad y fue una alternativa perfecta. Un licor destilado, mucho más fuerte que el vino cuyo efecto misterioso que aumentaba los sentidos. Era perfecto para la cultura checa de emergente crecimiento en Europa.

A comienzos del siglo XX alcanzó un consumo de unos 36 millones de litros en 1910. En 1915 llegó la prohibición. Los desmanes que provocaba junto a las muertes por exceso de su consumo -cuando no la demencia- fueron motivos suficientes, en algunos juicios por asesinato se señaló a la absenta como la causante en sus autores de desórdenes mentales, arrebatos y alucinaciones.

El consumo de absenta se mezclaba con la idea de que era la panacea contra muchas enfermedades, sin un conocimiento de sus verdaderos efectos, se abusó de tal manera que las intoxicaciones agudas y crónicas eran algo habitual e incluso se llegaba a la muerte, como la del poeta francés Verlaine.

El ideal bohemio tiende a decantarse hacia el mundo de las ideas, el conocimiento, la creación artística, el enriquecimiento intelectual, el interés por otras realidades o manifestaciones culturales...

Etiquetado en El poder de las Ideas

Comentar este post