Muros que dividen el Mundo

Publicado en por Emma Rodriguez

En tiempos de la globalización y con el 20 aniversario de la caída del muro de Berlín a la vuelta de la esquina, la humanidad aún cuenta con divisiones de metal y cemento.

Algunos de los muros de este siglo XXI son vestigios de la Guerra Fría, otros responden a nacionalismos y otros a rivalidades étnicas: el Paralelo 38, el Muro de Israel, el de Ceuta en España, o los menos conocidos, como el de Tailandia o Botswana son muestras de grandes diferencias.

Las fronteras comerciales se abren cada vez más y los medios de transporte y comunicación hacen posible la interacción entre habitantes de regiones del mundo que nunca antes en la historia habían convivido, pero un creciente número de países optaron por levantar barreras físicas para separarse de otros Estados o aislar una región.

También hay casos en los que el proyecto en cuestión responde a un deseo de separar a grupos en conflicto y evitar así la violencia, como sucede con las líneas de paz en Belfast, Irlanda del Norte. Otros tienen como propósito detener a organizaciones terroristas e inmigrantes ilegales.

Lejos de ayudar a la resolución de conflictos, los muros aumentan la intolerancia y obstaculizan el diálogo.

Esas estructuras se hacen con el mismo argumento, el peligro que representan los otros. Así lo explicó el doctor Thomas Uthup, gerente de investigación de la iniciativa Alianza de Civilizaciones, dependiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU):

“En la mayoría de los casos, (la idea de construir una barrera física) se vende a la población como una medida de seguridad”, dijo en entrevista telefónica desde Nueva York.


ENTRE EUROPA Y ÁFRICA


 

En Marruecos, el llamado "muro de la vergüenza", que fue construido con piedras y bolsas de arena a lo largo de 2400 kilómetros del Sahara occidental para evitar la entrada de independentistas, se asemeja más en la actualidad a una verdadera fortaleza militar, rodeada de campos de minas.


España ha construido muros en Ceuta y Melilla para separar estos enclaves europeos de la población africana.

Las vallas ubicadas en la parte norte de Marruecos fueron financiadas por la Unión Europea y en su origen, estaban constituidas por una doble muralla paralela de tres metros de alto, alambre de púas, detectores de movimiento y cámaras.

Luego del asalto masivo de inmigrantes africanos que intentaban alcanzar las costas españolas, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dobló la altura de la cerca hasta los seis metros.


ISRAELÍES Y PALESTINOS


Israel inició en 2002 la construcción de una barrera que atraviesa Cisjordania con el objeto de librar a sus ciudadanos de los ataques de terroristas palestinos.

Un fallo del Tribunal Internacional de La Haya en julio de 2004 la declaró ilegal y ordenó que fuera derribada, pero esta medida fue ignorada por el primer ministro Ariel Sharon.

"La valla", como la llaman en Israel, genera sentimientos mixtos, pues hay quienes afirman que el proyecto "salva vidas", mientras que sus detractores lo califican de "racista e inhumano".

 

Botswana y Zimbabwe


Botswana tiene barreras electrificadas en su frontera con Zimbabwe. Oficialmente existe para imperdir la entrada de animales domésticos contaminados... la realidad es que se ha contruído para impedir la llegada de aquellos que huyen de las masacres étnicas. Un muro anti-inmigración, por otra parte poco eficaz.


EL PARALELO 38


Los 240 kilómetros del Paralelo 38 que dividen a la península coreana son el último vestigio de la Guerra Fría. Los casi dos millones de soldados que la patrullan la convierten en la frontera más armada del mundo.


Técnicamente, Corea del Norte y Corea del Sur continúan en guerra, pues el enfrentamiento entre 1950 y 1953 terminó en un armisticio que aún se mantiene, aunque nunca se firmó un acuerdo de paz.


Corea está dividida desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, cuando Washington y Moscú se repartieron la colonia del derrotado imperio japonés.

Luego de la guerra de Corea, el Paralelo 38 quedó acordado tácitamente como la línea que separa al capitalismo del comunismo en el norte de Asia.

En el conflicto no ha valido la incesante mediación de la comunidad internacional y, paradójicamente, mientras el sur cuenta con una economía floreciente, el norte tiene la más pobre de Asia.

 

TAILANDIA


Desde 2007 Tailandia contruye una frontera a lo largo de 75 km en su frontera con Malasia para impedir a los "terroristas" entrar en sus agitadas provincias de mayoría musulmana en el sur.

 

La construcción de este muro de más de dos metros de altura en algunos puntos de la línea de demarcación que divide la provincia tailandesa de Satun y los estados malasios de Kedah y Perlis, cambió las vidas de muchos tailandeses que habitan en la región.


Las gentes que residen en uno y otro lado de la frontera tienen el mismo estilo de vida, la cultura es igual, hablan similar lengua y siguen todos el credo islámico, lo único que marca una diferencia entre ellos es la nacionalidad.

 

 

INDIA Y CACHEMIRA


A comienzos de la década de 1990, India emprendió la construcción del muro de 550 kilómetros que la separa de Cachemira, con la intención de proteger a la nación de ataques de milicianos paquistaníes.


La valla, con un costo aproximado de 3.700 millones de dólares, está compuesta por una doble cerca de alambre de púas de casi cuatro metros de altura.

Para hacerla más efectiva, India instaló mil 500 kilómetros de cables electrificados.

 

ASIA CENTRAL



Uzbekistán erigió un cerco a lo largo de su frontera con Tadijikistán.


Los Emiratos Árabes Unidos están erigiendo otra en su frontera con Omán y Kuwait que refuerza su muro de 215 km a lo largo de su fronetra con Irak.

 

 

MURO ÁRABE


Arabia Saudí inició en 2003 la construcción de un muro de concreto de seis metros de altura a lo largo de su frontera con Yemén. La barrera se introdujo en el área neutral que separaba a ambos países, dividiendo a tribus radicadas en la zona.


En ese entonces, la tribu wayilá, cuyas tierras históricas se encuentran dentro del trazado del muro, amenazó con "volar todo".

El Gobierno yemenita presentó varias quejas, sin resultado hasta ahora.


Arabia Saudía contruye además una barrera ultramoderna de 900 km en la frontera con Irak.

 

Preocupado por la libre circulación de los talibanes y presionado por Estados Unidos, Paquistán empezó a construir un muro de defensa a lo largo de su frontera con Afganistán, mientras que los norteamericanos levantan en Bagdad un cerco para separar los barrios sunnitas de los chiitas.


Prácticamente todas estas barreras son cuestionadas en el mundo.

Pero el muro que más críticas cosecha es el que construye Estados Unidos en la frontera de 3000 kilómetros que comparte con México, para contener las oleadas de inmigrantes ilegales.


Y es que para muchos, con este proyecto, el país que más influyó en la caída del muro de Berlín se ha convertido, paradójicamente, en un defensor de la necesidad de construir su versión de un símbolo que tanto combatió.

 

Siempre me sorprende el paralelismo de la libre circulación del dinero que va y viene a velocidades de vértigo y las trabas que se les dan a las personas.

 

Fuentes:
Diario Excelsior
Diario El Mundo Dipolmático
Diario LaNacion.com.ar

Etiquetado en Geopolítica

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Pachi 09/21/2009 22:43

Muros, barreras, fronteras... formas antiguas de enfrentarse a un mundo nuevo, diferente.

jose 09/15/2009 10:10

Me parece vergonzoso que esistan hoy en dia estos muros ya que se ha demostrado con el tiempo que no funcionan, ya los chinos lo intentaron y no les valio de nada . Esas barreras no contienen ha las personas que por causas muy diversas quieren atravesarlos hambre ,pobreza o por simplemente quieren buscar una vida mejor.America nos da un claro ejemplo de lo que predica ,la intolerancia y el racismo comvirtiendose en la mas fascista de todas las naciones ,aquella que lucho contra el nacismo, promueve la construccion de estas barreras humanas. que sera lo proximo? la limpieza de los que no sean como ellos.