Resíduos nucleares

Publicado en por Emma Rodriguez

 

No voy a entrar en un debate (que tantas pasiones despierta) ni a favor ni en contra de la Energía Nuclear.

Cada cual que piense lo que quiera.

Creo que ambos bandos tiene sus razones para aceptarla o rechazarla.


Un problema está claro, el de los resíduos de las centrales que ya existen y están en funcionamiento... ¿que solución se le puede dar a este problema medioambiental?

 

El tema de residuos es, sin duda, el que más rechazo genera.

Los residuos nucleares o radiactivos son material de desecho generado en el ciclo nuclear, que comienza con la propia extracción del mineral (uranio) utilizado en las centrales nucleares.


Los materiales radiactivos se usan en medicina, industria, agricultura, investigación y en las centrales nucleares.


En España el volumen total previsto de residuos radiactivos que se gestiona de baja y media actividad es de 176.300 m3 y de alta actividad 12.800 m3.

La gestión de los residuos radiactivos en España, incluidos el combustible gastado y el desmantelamiento y clausura de las instalaciones nucleares y radiactivas, corresponde a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos, S.A. (Enresa).

 

Más información: Web del Consejo de Seguridad Nuclear


La principal razón para oponerse a la fisión nuclear como fuente de energía barata ha sido el generar peligrosos residuos radiactivos.

Unos científicos norteamericanos proponen una nueva técnica que podría acabar con este problema.


Los residuos de las centrales de fisión poseen una vida media de miles de años y su manipulación representa un coste altísimo que repercute en el precio final de la electricidad.


Aunque eso se transforma en una nimiedad cuando lo enfrentamos a la imposibilidad de eliminar esos peligrosos transuránicos (un subproducto del uranio) que generan las centrales.

No tenemos dónde meterlos ni cómo protegernos de ellos.

La única solución hasta ahora era enterrarlos a muchos metros bajo tierra y dejarlos allí con la esperanza de que no contaminen al resto del mundo.

 

Los residuos radiactivos pueden clasificarse de muy diferentes manera: en función de su origen, por su forma (líquida, sólida o gaseosa), por sus niveles de radiactividad, por la larga/corta vida de los isótopos radiactivos que contienen, por la intensidad de las radiaciones penetrantes que emiten.

 

Los físicos Swadesh Majan y Mike Kotschenreuther, de la Universidad de Austin (Texas) sostienen que la solución a la producción de residuos radiactivos la tiene la fusión.


Esta tecnología se podría utilizar para “triturar” los desperdicios provenientes de la fisión y dejarlos inactivos.

En realidad lo que haría el reactor de fusión es permitir aprovechar los neutrones que emite para desactivar los residuos nucleares resultantes del proceso de fisión del reactor tradicional.


Creo intersante apuntar que numerosos investigadores en todo el mundo (incluída España) trabajan en sistemas híbridos que aprovechan las ventajas de la fisión nuclear (utilizada en los reactores convencionales) y la fusión, para producir así una energía más económica y limpia que en las actuales centrales nucleares. Los expertos apuntan un gran potencial de estos sistemas, si bien reconocen que todavía se necesitarán varios años de desarrollo para poderlos ver en acción.


Se, ha dado a conocer recientemente una tecnología que combina la fisión y la fusión nuclear para reprocesar residuos radiactivos y generar de paso energía, reduciendo los costes y el peligro del almacenamiento de las centrales convencionales.

El sistema, denominado “Fuente de Fusión Compacta de Neutrones” (CFNS en sus siglas inglesas), elimina los sedimentos radiactivos producidos en los “reactores de agua ligera”, utilizados en las centrales nucleares antiguas. En Estados Unidos, por ejemplo, hay más de 100 centrales de este tipo, que sólo pueden destruir el 75% de sus residuos radiactivos. El 25% restante, de larga vida radiactiva, y conocidos como sedimentos transuránicos (un subproducto del uranio), tienen que depositarse en grandes almacenes geológicos, con los consiguientes costes y riesgos.

Los responsables del sistema aseguran que una CFNS podría destruir los residuos de entre 10 y 15 reactores convencionales. Además, durante el proceso se genera un calor que puede transformarse en electricidad. Para ello, la CFNS, del tamaño de una habitación pequeña, utiliza un “tokamak de botella magnética”, una máquina capaz de confinar plasma de fusión a altas temperaturas (más de 100 millones de grados centígrados) durante el tiempo necesario.

En España también hay científicos que trabajan en esta línea de investigación.

En el Instituto de Fusión Nuclear de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) se trabaja de forma teórica para mejorar el sistema inercial.

Asimismo, el Departamento de Fusión por Confinamiento Magnético del CIEMAT, que forma parte del programa europeo de fusión y participa en el proyecto mundial ITER, también conoce estos sistemas y puede, en su caso, colaborar activamente en su desarrollo experimental. Asimismo, uno de los mejores expertos del proyecto LIFE, Tomás de la Rubia, es también español.


Juan Antonio Rubio destaca diversas ventajas de los sistemas híbridos de energía nuclear:

 

"Se utilizan tecnologías ya existentes en ambos dominios, una en fase avanzada para esta aplicación. Se podrían aprovechar diversos elementos, como el uranio natural y el empobrecido, o el torio. Asimismo, elementos como el plutonio y los actínidos (neptunio, americio y curio) generados en las plantas nucleares de fisión nuclear actuales o de nueva generación podrían ser utilizados y eliminados".

 

En cuanto a sus inconvenientes, el director general del CIEMAT destaca los siguientes: Tiene que haber una demostración efectiva. En este sentido, está por precisar el coste de la instalación y sus desarrollos. Las perspectivas indican que podrían convertirse en una fuente energética importante para los países desarrollados, aunque para los países en vía de desarrollo los costes podrían no ser asumibles.

Por lo visto, aún tenemos mucho que andar en nuestra búsqueda de la energía.

 

Fuentes:
Neoteo.com
Manuel lozano Leyva "Nucleares ¿por qué no?"

Etiquetado en Ciencia

Comentar este post

docline 10/09/2009 00:26


Gracias por escribir sobre este tema.
Me choca un poco el principio de la pagina (No voy a entrar en un debate (que tantas pasiones despierta) ni a favor ni en contra de la Energía Nuclear.Cada cual que piense lo que quiera.

 
Creo que ambos bandos tiene sus razones para aceptarla o rechazarla.)

Hay gente que cuenta con sus hijos o sus nietos para la basura que crean hoy, pero nunca sus argumentos seran dignos de
respeto !