Canibalismo, el gran tabú

Publicado en por Emma Rodriguez






"Mucho antes de la invención de la metalurgia, antes de la construcción de las pirámides de Egipto, antes de la aparición de la agricultura o del arte rupestre paleolítico, se practicaba el canibalismo en numerosos pueblos y entre homínidos antecesores nuestros... (Tim D. White)”.





Los recientes descubrimientos paleontológicos apoyan la teoría de que los seres humanos hemos sido devorados por semejantes desde que nuestros primeros ancestros caminaban sobre la Tierra. Lo encontramos desde los tiempos más remotos y en todas las regiones del planeta. Con el paso del tiempo fue desapareciendo en algunas sociedades, mientras que otras lo mantuvieron, consagrándolo y glorificándolo.

Os invito a escuchar este audio sobre el canibalismo:

En el libro "El banquete humano. Una historia cultural del canibalismo." de Luís Pancorbo dice que “la lista de los pueblos antiguos y modernos que han cometido canibalismo o, si se prefiere, que han incurrido en él, es tan larga como la de pueblos virtuosos, siempre atentos a costumbres y tabúes dietéticos que no implican consumir carne humana”.

En atención a las causas que llevan a un humano a comerse a otro prevalecen 2 fundamentalmente:
el hambre y el ritualismo.



“Es mucho más difícil conocer las causas del canibalismo que establecer su existencia, señala el científico Tim D. White. El hombre come ante el estímulo del hambre. ¿Cómo saber si el canibalismo representaba un medio de subsistencia o de deshacerse de los enemigos? Ni siquiera en el caso de los anasazi objeto de numerosos estudios, puede determinarse si el canibalismo fue el resultado del hambre, de rituales funerarios o de la combinación de estas u otras razones.

Sin duda una de las sociedades que más desarrollaron esta práctica en el pasado fue la de los Guaraníes (pueblo de sudamérica cuyos habitantes viven en el noreste de Argentina, suroeste de Brasil, Paraguay, sureste de Bolivia y parte de Uruguay), que lo practicaban con fines religiosos.

El principio básico que sustentaba la antropofagia guaraní era que la persona acumula energía a lo largo de su existencia, y que esa energía puede ser utilizada por otra persona para expandir la conciencia. Consumir la personalidad de una persona primero y su cuerpo físico después daba al practicante un incremento de energía imposible de conseguir por otros medios. De allí que los guaraníes no comieran a cualquiera, sino solo a los mejores. El canibalismo era parte del Camino de la Perfección o Aguyé.

El canibalismo hoy

Un informe de médicos sin fronteras reportan casos de canibalismo en Corea del Norte. Los desaciertos económicos del gobierno comunista combinados con los desastres naturales, sumieron a Corea del Norte, en los últimos cuatro años, en una hambruna que se agrava día a día.Un refugiado norcoreano de 23 años que fue entrevistado en China por integrantes de Médicos sin Fronteras contó que sus vecinos se habían comido a su hija. Según los refugiados, los crímenes de los reos suelen ser el robo, el canibalismo o el asesinato de niños para vender su carne. Los testimonios aseguran que la antropofagia ha llegado a ser común; lo más frecuente es practicarla con cadáveres que se desentierran por la noche, horas después del sepelio.

En 1962, un informe elaborado por expertos de las Naciones Unidas, sobre el estado de la alimentación mundial, mostraba que de las tres más grandes zonas de canibalismo ancestral (África, Oceanía y América) el consumo de carne humana resurgía especialmente en las zonas azotadas por las guerras o por la hambruna. La estimación de los especialistas fue que el 0,3 % de los hambrientos en el mundo, es decir, unos 6 millones de personas, se alimentaba de otros seres humanos.

El caso quizás más conocido sea el del Sitio de Leningrado en 1941, que en 900 días de asedio murieron alrededor de 1.500.000 personas y se dieron muchos casos de canibalismo entre sus habitantes, muchos sobrevivieron depredando a quienes caían en sus habitáculos atrayéndolos con el pretexto de obtener comida. A quienes fueron sorprendidos se les aplicó la ley marcial en el acto.

En guerras o épocas de hambre surgen a menudo relatos de este tipo de canibalismo. Algunos ejemplos, más o menos debatidos, serían: en la Unión Soviética en los años 1930; durante el Sitio de Leningrado en la Segunda Guerra Mundial; en China, durante la guerra civil y durante "El gran salto adelante"; las tropas japonesas lo pudieron practicar ocasionalmente en la segunda guerra mundial en la Guerra del Pacífico.

El Congo. Según Herbert Ward, que a principios del siglo XX convivió durante 5 años con algunas tribus canibales del Congo, los cautivos destinados al consumo humano eran paseados en vida de un sitio a otro para que los nativos señalaran en los cuerpos de estos desgraciados las partes que posteriormente querían comerse; dichas partes se marcaban con arcilla.


Pero no solo la condena social actúa en contra de esta práctica, también hay cuestiones de salud. Para los individuos caníbales hay un riesgo mayor de contagiarse con gérmenes como parásitos, bacterias o algún virus y morir de forma prematura.

En las selvas de Nueva Guinea existen muchas comunidades nativas aisladas, algunas de las cuales han practicado el canibalismo, principalmente atacando a sus vecinos, otras veces por ritual rendido a sus recién difuntos: es lo que les provocaba la enfermedad conocida como kuru -causada por un agente infeccioso, transmitido por la ingestión de tejidos cerebrales de personas difuntas con la intención de adquirir la sabiduría durante los ritos funerarios-.

En la década de los 80, Jean-Bedel Bokassa, Emperador de África Central, fue derrocado. Después de trece años de dictadura fue acusado de genocidio y de canibalismo. Los testigos que entraron en su suntuoso palacio declararon haber encontrado en los congeladores cadáveres humanos a los que les faltarían algunos miembros.


Etiquetado en Antropología

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

jose 08/09/2009 00:00

Me parece muy interesante ,sobre todo lo que llega hacer el hambre en una persona de principios europeos. como en Rusia. En África lo hacen por religión , esto tiene una sintonía con la comunión que hacemos los cristianos, el cuerpo y la sangre de Cristo.¿ Que os hace pensar esto ,los apóstoles en la última cena se lo comieron? . para coger su fuerza o su espíritu. Comed y bebed todos de mí ,porque este es mi cuerpo y esta es mi sangre