Hokusai, el artista japonés más famoso en occidente

Publicado en por Emma Rodriguez

Katsushika Hokusai (1760-1849)












"La Gran Ola de Kanagawa" la obra más conocida de Hokusai, y la primera de su famosa serie Treinta y seis vistas del monte Fuji  Utiliza el llamado azul de Prusia.


Pintor y grabador japonés nacido en Edo, la actual Tokio. Hokusai trabajó hasta el último día de su existencia. Era un artista enérgico que se levantaba temprano y pintaba hasta la noche.



De naturaleza inquieta llevó una vida errante. Cambió de nombre más de 50 veces y no se presentó como Hokusai hasta que cumplió los 46 años. A los 75 año se llamaba así mismo "el anciano loco por la pintura". A lo largo de su vida vivió en más de 90 casas. Cuando una de llas fué pasto de las llamas, escribió este haiku (tipo de poema tradicional japonés): "Se ha calcinado: que serenas están las flores cuando caen".



Rara vez disfrutaba de estabilidad económica, por lo que a menudo salía adelante con trucos publicitarios. En una ocasión, retó a Tani Buncho a una competición para determinar quién era el mejor artista. Al comenzar, Hokusai trazó una gran pincelada de azul sobre un enorme trozo de papel, luego sumergió una pata de pollo en pintura roja y la apoyó varias veces sobre el papel. Al resultado final lo denominó "Hojas de acre sobre un río".


A lo largo de su vida realizó más de 30.000 dibujos en medio millar de cuadernos de trabajo. También fué uno de los principales maestros de Shunga (grabados eróticos).

La primera vez que se contempló el trabajo de Hakusai en Europa causó gran impacto en pintores como Paul Gauguin, Van Gogh, Monet y Toulouse-Lautrec.

Su obra más grande mide más de 200 metros cuadrados.



A los 70 años escribió:
  "a la edad de cinco años tenía la manía de hacer trazos de las cosas. A la edad de 50 había producido un gran número de dibujos, con todo, ninguno tenía un verdadero mérito hasta la edad de 70 años. A los 73 finalmente aprendí algo sobre la calidad verdadera de las cosas, pájaros, animales, insectos, peces, las hierbas o los árboles. Por lo tanto a la edad de 80 años habré hecho un cierto progreso, a los 90 habré penetrado el significado más profundo de las cosas, a los 100 habré hecho realmente maravillas y a los 110, cada punto, cada línea, poseerá vida propia
"

Murió a lo 89 años, sin haber satisfecho la búsqueda de la última verdad sobre la pintura.    
















Fuentes: Wikipedia y "The Intelectual Devotional"                  
 



















Etiquetado en Artes

Comentar este post

Blanca | valencia villas for sale 03/01/2012 15:51


me encantan los dibujos japoneses