Tecnología

Thursday 18 february 4 18 /02 /Feb 06:00
z-machine.jpg La Máquina Z es el generador de rayos-X más grande del planeta y podría ser la solución para la escasez energética del mundo.

La compañía Sandia National Laboratories de Nuevo México, Estados Unidos, cuenta con este dispositivo que, una vez encendido y con poca cantidad de electricidad, puede generar 290 TW de electricidad... 80 veces la generada en todo el mundo.

Esta máquina se utiliza principalmente para estudiar las reacciones termonucleares, tales como el núcleo de explosión de la bomba de hidrógeno, y ahora tiene aplicaciones con mejores perspectivas: buscar vías para fusionar átomos de agua pesada y generar energía de fusión.
La fusión nuclear, limpia, de bajo costo, segura e ilimitada, se considera el ‘santo grial’ de la industria energética.


Este dispositivo, puede generar 290 TW de electricidad, todo ello utilizando sólo una pequeña cantidad de electricidad. Aunque esta máquina es capaz de producir extraordinarios impulsos, el resultado y la energía que consume es poca, pues es sólo suficiente para la iluminación en dos minutos de 100 casas y puede ser suministrada mediante las tomas de corriente murales por las compañías eléctricas locales.
Por el momento, esta electricidad sólo se puede liberar en impulsos que duran una setentamilmillonésima parte de segundo.

La máquina Z de Sandia funciona así:
20 millones de amperios de electricidad pasan en un núcleo vertical de tungsteno de un grosor menor al de un cabello. El núcleo es de un tamaño similar al de un carrete de coser. Los alambres se disuelven instantáneamente en una nube de las partículas cargadas llamadas plasma. El plasma, atrapado en el apretón de un campo magnético muy fuerte que acompaña a la corriente eléctrica, se comprime hasta el grosor de un lápiz. En este punto, los iones y los electrones no tienen a donde ir. Se paran repentinamente, emitiendo energía en la forma de rayos x que alcanzan temperaturas de varios millones de grados centígrados, la temperatura de las llamaradas solares.
Los hilos metálicos, al evaporarse, producirán una temperatura de 3.500 millones de grados centígrados, la más alta jamás creada por el ser humano.

La Máquina Z podría muy bien ser la máquina de fusión que podría servir de base para una planta de energía en sólo dos décadas.


La financiación histórica de Z ha sido para -como no- propósitos de defensa: Sus experimentos eran usados para generar datos para las simulaciones en supercomputadoras que ayudan a mantener la fuerza, efectividad y seguridad de la fuerza nuclear de Estados Unidos. Los Estados Unidos se han abstenido de realizar pruebas reales de armas nucleares durante los últimos 15 años.

Fuentes:
zpinch.sandia.gov
Ciencia Kanija
spanish.china.org.cn
Por Pepola - Publicado en: Tecnología - Comunidad: Cultura General
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Tuesday 26 january 2 26 /01 /Ene 06:00
Después de más de 40 años en la era espacial, la conquista del espacio ha supuesto muchos beneficios para la humanidad, especialmente en el campo de la ciencia, las telecomunicaciones, la navegación... No obstante, también se ha generado un gran número de residuos.

La mayoría de estos desechos se vaporizarían en la atmósfera si cayesen hacia la Tierra, de modo que en este sentido no suelen suponer un peligro directo; aunque ya ha habido casos de chatarra espacial lo suficientemente grande como para no quemarse por completo en la atmósfera y golpear la superficie.


Alrededor de la tierra giran cerca de 8000 satélites en funcionamiento, según la NASA. Los desechos espaciales comprenden la cada vez mayor cantidad de material inactivo (hardware) en órbita alrededor de la Tierra, así como fragmentos de naves que se rompieron o abandonaron.

A velocidades orbitales, aún los pequeños fragmentos de deshechos espaciales pueden causar serios daños a las naves.


Tanto los estadounidenses como los rusos cuentan con redes de estaciones de rastreo para seguir a estos objetos.

El ejército estadounidense opera 25 centros en todo el mundo involucrados en la vigilancia espacial.

 

La habilidad para monitorear basura espacial, satélites, objetos cercanos a la tierra y actividad solar se conoce como Conciencia Situacional Espacial y muchos expertos lo consideran un paso más hacia el control del tráfico espacial.


EEUU tiene fichados en la actualidad más de 9.000 objetos artificiales, con un peso total que supera las cinco toneladas. No obstante, se estima en más de 50.000 el número de objetos mayores de un centímetro.

La mayor parte de estos aparatos están en ruina y constituyen un gran riesgo para las misiones espaciales.
La basura espacial viaja a través del espacio a 29.000 km/h. Un pedazo de papel viajando a esa velocidad puede perforar el traje de un astronauta.

La basura espacial es muy difícil de tratar directamente, debido a las altas velocidades en sus órbitas y el pequeño tamaño de la mayoría de la metralla basura. Eso haría la recuperación y la disposición extremadamente difícil e improbable.


80% de todos los objetos catalogados están en una órbita baja terrestre (LEO), que se extiende hasta 2000 km sobre la superficie del planeta y cerca de 40% de desechos rastreables proviene de explosiones, unas 4 por año.

Por Emma Rodriguez - Publicado en: Tecnología - Comunidad: Cultura General
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Friday 22 january 5 22 /01 /Ene 06:00
El ser humano ha utilizado siempre la naturaleza como fuente de inspiración dado que las leyes que nos afectan a todos los seres vivos, son las mismas dentro de un rango.
Inspiró a grandes mentes como Gaudí o da Vinci, que dijo "Los que se inspiran en modelos diferentes a la naturaleza, la maestra de maestros, trabajan en vano".

Se trata de
observar la naturaleza e intentar extraer conclusiones para aprender de sus estrategias y formas.

La premisa del diseño natural es el ahorro y su estrategia la eficiencia. En lugar de resolver los problemas con aportaciones de energía la naturaleza lo resuelve optimizando formas y materiales.
Se espera que la biomimética ayude a la humanidad a desarrollar tecnología para reducir el impacto sobre el medio ambiente y a mejorar nuestra calidad de vida.

La biomimética ha sido aplicada a áreas tan variadas que van desde las ciencias políticas, el diseño de un coche hasta la computación.

Algunos ejemplos de productos que se obtuvieron o podrían obtenerse a partir de la biomimética son el velcro, la siguiente generación de vehículos y robots autónomos, los hallazgos aerodinámicos para diseños futuros de aeroplanos y automóviles, la cubierta estriada de las alas que utiliza la fuerza aérea, la fibra óptica, la mejora en los lentes, el desarrollo actual de la cinta gecko, cómo re encender una turbina de gas en medio del vuelo, y vehículos de alta eficiencia que consumirán 20% menos combustible y producirán hasta 80% menos emisiones de óxido de nitrógeno.


S_qcactus.jpg Un precioso ejemplo llevado a la más moderna arquitectura es el Qatar Sprouts, un hotel con tecnología inspirada en el cactus.

El uso de la biomimética en este edificio se basa en el sistema de estomas (poros) de los cactus, los cuales los usan para mantener la transpiración abriéndolos por la noche cuando la temperatura es menor.

También cabe destacar un sistema de persianas inteligente, que se abrirán y cerrarán dependiendo de la temperatura externa, un sistema de reciclado y almacenamiento de agua, y una bio-bóveda llena de plantas.


No cabe duda que tenemos mucho que aprender de la naturaleza,  la maestra de maestros. Invito a todos los emprendedores a aprovechar todos estos nuevos adelantos científicos, que a través de sus elegantes diseños los hace más eficientes.
Aprendamos a ahorrar energía y generar riqueza, al mismo tiempo que cuidamos y preservamos la naturaleza de la cual somos parte.


Fuentes:
La rebelión de las formas”  de Jorge Wagensberg
Por Emma Rodriguez - Publicado en: Tecnología - Comunidad: Cultura General
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Sunday 20 december 7 20 /12 /Dic 06:00
Hace unos 60 años el mundo estaba sumido en una de las mayores guerras conocidas por el hombre. No mucho tiempo después estábamos sumidos en la guerra fría.
 
¿Quién hubiera creído que antes de finales del siglo 20 que los países que fueron enemigos encarnizados se unirían para crear una estación espacial?

Los países que participan en la actualidad son los Estados Unidos, Rusia, Japón, Canadá y varias naciones europeas.
La Estación Espacial Internacional nos ha permitido saber que podemos trabajar juntos en paz, especialmente en la búsqueda del conocimiento científico.


La idea de la construcción de una Estación Espacial se concibió en la década de los 80's cuando Estados Unidos se enteró de la construcción de una plataforma similar por parte de la entonces Unión Soviética.

Pero no fue hasta mediados de la década de los 90's que Estados Unidos logra finalmente elaborar un proyecto coherente técnica y económicamente, éste requería la colaboración de otros países cada uno de los cuales aportaría con lo mejor de la tecnología que poseía, fue así como se lograron acuerdos con otros 15 países de Europa, Asia, Norteamérica y Sudamérica.


Comenzó a ser construida en 1998.

La Estación Espacial Internacional (ISS) flota a una altura de entre 335 y 460 kilómetros sobre nuestras cabezas y vuela a más de 26.000 kilómetros por hora... costará más de 20.000 millones de euros.
Se prevee que finalice su montaje el año que viene y tendrá una vida útil de 10 años.

En total se tendrán que realizar cerca de 45 viajes y 91 paseos espaciales, para completar la estación órbital.

Actualmente en el proyecto de la ISS trabajan 16 países: EEUU, Canadá, Rusia, Japón, Italia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Francia, España, Alemania, Gran Bretaña, Suecia, Suiza y Brasil.

Una vez completada la tarea, la humanidad contará con una reluciente estación permanente donde diseñar experimentos científicos sobre materiales, biología o medicina y desarrollar nuevas técnicas de construcción y de ingenieria.

Además, los conocimientos que se adquieran de estos experimentos y de la vida en el espacio serán básicos para que, en un futuro no muy lejano, el hombre sea capaz de llegar a Marte o construir una base permanente en la Luna.


La ISS tendrá en su interior 6 laboratorios, lo supone una gran plataforma de investigación para diversos estudios científicos y tecnológicos: productos de fabricación espacial, astronomía, detección terrestre a distancia, mecánica de materiales y fluidos, desarrollo de plantas y animales, biotecnología (crecimiento de cristales de proteínas y cultivos celulares), epitaxia de haz molecular (EHM), etc.


La mayoría de estos experimentos se cimientan en las condiciones de microgravedad del medio espacial real. La microgravedad del espacio se ha convertido en una herramienta importante para que los científicos puedan desarrollar materiales altamente sofisticados y procesos para el uso en estructuras y maquinaria electrónica avanzada, y otros productos que serán fundamentales en el siglo XXI.


Bajo la microgravedad, también llamada (inapropiadamente) gravedad cero, los materiales cristalizan de una forma distinta a como lo hacen en la Tierra bajo la fuerza de la gravedad. Este hecho hace que estos materiales, sintetizados en el espacio, puedan tener propiedades y comportamientos distintos a los conocidos hasta ahora.


En estas condiciones, los científicos pueden abarcar un gran número de actividades, desde determinar las propiedades fundamentales que controlan cómo los materiales se forman y comportan, hasta sintetizar productos de alto valor para su uso posterior en la Tierra, en campos como la medicina, la biología o la química.


En los últimos años la Estación ha provocado ciertas controversias debido fundamentalmente al inicio del denominado "turismo espacial" tanto así que en la actualidad existe un proyecto en fase de estudio que tiene previsto habilitar un "hotel" en el espacio para turistas que puedan pagar un tour... se prevé que el precio mínimo sería de unos 10 millones de dólares.

Sin duda un viaje no apto para claustrofóbicos pero con unas vistas sin igual.

Fuentes:
estacionespacial.com
Por Emma Rodriguez - Publicado en: Tecnología - Comunidad: Cultura General
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Thursday 10 december 4 10 /12 /Dic 06:00
La nanotecnología revolucionará en diez años la vida cotidiana de forma similar a lo que supuso la electricidad, la máquina de vapor o los ordenadores personales.

Se llama nanotecnología a las tecnologías y aplicaciones que usan el comportamiento peculiar que tiene la materia cuando se encuentra en estructuras muy pequeñas, a una escala menor que un micrómetro, es decir, a nivel de átomos y moléculas.

A estas escalas, las leyes clásicas de la física ceden el paso a las de la física cuántica y se pueden obtener nuevos materiales con propiedades muy diferentes de las que presentan en su forma "normal" macroscópica.

Así, los cambios producidos afectan a características como por ejemplo el color, la conductividad, la reactividad y la resistencia, y estos cambios, lejos de ser futurología, ya tienen aplicaciones generales en prácticamente todos los campos.


Tratamientos, implantes y aparatos quirúrgicos muy mejorados, partículas capaces de suministrar fármacos directamente a los tumores, materiales más resistentes para la construcción o laboratorios en chip para hacer autodiagnósticos en casa son algunos de los productos de consumo que ya son una realidad y que usa la nanotecnología.

Las aplicaciones prácticas y la verdadera revolución de la nanotecnología todavía están por ver. Las aplicaciones son prometedoras en campos de lo más variados: conservación de alimentos, eliminación de células cancerígenas utilizando nanobots, baterías que duran más, aparatos electrónicos que consumen menos, nuevas fuentes de energía, células solares más eficientes, tejidos libres de arrugas y repelentes de líquidos, lentes que no se rayan, electrónica más pequeña y más rápida.

También está presente en pantallas de vídeo flexibles, cosméticos, circuitos integrados en la ropa, raquetas de tenis, calcetines y dentífricos, y en más de 800 productos registrados de nanotecnología fabricados por 420 empresas de 21 países.

Los productos que incorporan nanotecnología o son manufacturados mediante la misma pasarán del 0,1% actual al 15% en 2015 del total, según un informe de la OCDE que señala que la extensión de esta tecnología se realizará en tres fases.

La primera, en la que nos encontramos actualmente, sitúa estos productos en el ámbito industrial. Para 2009 llegará a los mercados electrónicos y en 2010 se extenderá a todos los bienes de consumo.


En la primera fase de su evolución, la nanotecnología ya está implicada en sectores empresariales tan diversos como el textil, el automovilístico o el de equipamiento electrónico. En la industria del automóvil, se emplea para reforzar los parachoques debido a su potencial para incrementar la resistencia y capacidad de absorción de los materiales y para mejorar las propiedades adhesivas de la pintura.

En el sector textil, la nanotecnología es la solución perfecta para que los países desarrollados puedan competir con las regiones de bajo coste productivo ya que añade a los tejidos propiedades "inteligentes". Existen proyectos de productos textiles con funcionalidades electrónicas tales como sensores que supervisen el comportamiento corporal, mecanismos de auto-reparación o acceso a Internet.


En cuanto al sector energético, la nanotecnología es clave en la fabricación de nuevos tipos de baterías con una duración mucho más prolongada, en la fotosíntesis artificial para la generación de energía limpia o en el ahorro energético que supone la utilización de materiales más ligeros y circuitos más pequeños.


El estudio señala como empresas de cosmética encuentran aplicaciones contra las arrugas basadas en liposomas que transmiten los fármacos a través de la piel o incluso polvos de maquillaje que son nanopartículas que modifican el reflejo de la luz, para impedir apreciar la profundidad de las arrugas.


La UE, Líder en Inversión

La Unión Europea encabeza la inversión pública mundial en el sector, con más de 2.000 millones de dólares anuales, seguida por Estados Unidos, con 1.700 millones de dólares; Japón con 1.000 millones, y el resto del mundo, con 700 millones.

En España ha habido un fuerte crecimiento en investigación y desarrollo relacionado con las nanotecnologías en la última década, ya que de menos de cien científicos que se dedicaban a este campo en el año 2000 se ha pasado a más de mil ubicados en distintos centros investigadores.

Pero, pesar de este crecimiento, la inversión en España es de 1,2 euros por persona y año, cantidad muy inferior a la media de la UE, cifrada en 4 euros.


Fuentes:
Diario 5 días
Por Emma Rodriguez - Publicado en: Tecnología - Comunidad: Cultura General
Escribir un comentario - Ver los 1 comentarios

Presentación

Recomendar

Noticias en tus Marcadores RSS

  • Flujo RSS de los artículos

Últimos Comentarios

 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados